Quiere seguir agrandando su trasero de 127 cm, pero su vida corre peligro

Patricia Washinton es una mujer estadounidense que llama la atención de todos por su enorme trasero, sin embargo, ella no está conforme con él y quiere agrandarlo, pese a que ello supone un gran riesgo para su vida. Conoce su historia.

Durante los últimos años, hemos sido testigos de increíbles transformaciones en personas que no están conforme con su físico y se someten a una serie de cirugías para ser como sus ídolos o, simplemente, para “arreglar” lo que no les gusta de su aspecto. Sin embargo, existen evidencias de sobra de que, contrario a mejorar su apariencia o lograr lo que ellas buscan, terminan perjudicando su cuerpo y su salud.

LEE TAMBIÉN: Transgénero se sometió a 50 cirugías para convertirse en una Kardashians y los resultados impactan [FOTOS]

Uno de estos casos es el de Patricia Washinton, una mujer de Detroit, Estados Unidos, quien, no conforme con su trasero, se sometió a una operación para aumentar su medida, y su vida cambió de la noche a la mañana.  La mujer, de 34 años, pasó de ser una DJ y una trabajadora de una fábrica de acero a una cotizada modelo, a la que le llueven los contratos por su voluptuoso ‘derriere’.

La mujer sacó grasa de su abdomen, espalda, brazos y muslos para inyectarla solo en su trasero, por lo que cada uno de sus glúteos tiene 2100 cc de grasa, y ambos miden 127 centímetros. Sin embargo, Patricia no está del todo conforme con su enorme trasero, y quiere seguir agrandándolo, aunque ello represente un enorme riesgo para su vida.

Explicó que no estaba contenta con las áreas planas que, con el tiempo, se han desarrollado en la parte posterior de sus glúteos, por ello, quería colocar más grasa en ellos, pero los médicos no le dieron muchas luces a su deseo.

La mujer visitó a los cirujanos Paul Nassif y Terry Dubrow, del programa de televisión “Botched”, quienes le advirtieron del serio peligro que corría su vida si aumentaba el tamaño de su trasero.

PUEDES VER: La polémica reacción de Jennifer López con indigente [FOTOS]

“A medida que se pone más y más grasa allí, puede ir a otras áreas, que son las arterias y las venas. Estas venas están conectadas a las venas principales que conducen al pulmón”, explicaron los doctores.

Pese a ello, la mujer insiste en que su gran trasero todavía no tiene las dimensiones que desea.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO