¿Qué hay detrás de la extraña sonrisa de la Mona Lisa? Científicos revelan el misterio

Una reciente investigación realizada por el doctor Mandeep R. Mehra reveló el misterio que oculta la misteriosa expresión de la Mona Lisa. El experto dio un diagnóstico médico de la famosa mujer del cuadro de Da Vinci.

Durante años, la famosa pintura de la Mona Lisa, también conocida como la “Gioconda”, de Leonardo Da Vinci, ha sido un misterio para miles de críticos y expertos del arte, quienes se han cuestionado el secreto que esconde la extraña expresión de la protagonista de este cuadro, y que ha sido, a la vez, el motivo de su gran atracción para la humanidad.

Sin embargo, una reciente investigación realizada por el doctor Mandeep R. Mehra, del Departamento de Medicina Cardiovascular del Brigham and Women's Hospital de Boston, de Massachusetts, señala haber descubierto el enigma de la misteriosa expresión de la Monalisa, específicamente de su sonrisa.

Según reveló Mehra, la Gioconda padecía una enfermedad hormonal relacionada con la glándula de la tiróides. “El enigma de la Mona Lisa puede resolverse mediante un simple diagnóstico médico de una enfermedad relacionada con el hipotiroidismo. En muchos sentidos, es el atractivo de las imperfecciones que provoca la enfermedad lo que le da a esta obra maestra su misteriosa realidad y encanto", señaló el especialista.

Resultado de imagen para mona lisa

Según el experto, la mujer tenía la cara y las manos inflamadas, piel amarillenta, pelo endeble y despoblamiento del vello de las cejas, todos síntomas que indican que padecía una enfermedad de deficiencia de la hormona tiroidea.

Asimismo, señaló que “la misteriosa sonrisa puede deberse al trastorno facial del nervio, la llamada 'Parálisis de Bell' que causa debilidad en los músculos de la cara".

Para ahondar en su diagnóstico, Mehra también indicó que la enfermedad pudo haberse producido por la dieta que tenían los italianos durante la época en la que se pintó el cuadro. “La dieta de los italianos, durante el renacimiento, era escasa en iodo, por eso, era habitual desarrollar hipotiroidismo, como se ve en muchas pinturas y esculturas de la época”, explicó.

La modelo de la famosa obra de Da Vinci es Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, quien es considerada actualmente la modelo más representativa del retrato. 

Imagen relacionada

Te puede interesar

LO MÁS VISTO