Exmonja convertida en actriz de cine para adultos cuenta como le explicó a sus hijos sobre su trabajo [VIDEO]

A través de un video en Youtube, la colombiana Yuri Pineda, quien hace unos días se volvió tendencia en las redes por contar que dejó los hábitos de monja para convertirse en una actriz porno, confesó cómo le explicó a sus pequeños hijos sobre su trabajo. 

Hace unos días, fue tendencia en las redes sociales por su increíble historia, pues confesó que luego de pasar ocho años en un convento, entregada a una vocación espiritual, se enamoró y ahora es una reconocida actriz porno.

Estamos hablando de la colombiana Yudi Pineda, una exmonja y madre soltera que, ahora, se dedica a grabar videos para adultos. Tras contar su historia en una entrevista al medio colombiano Caracol, ahora, la actriz ha vuelto a desatar polémica en las redes, luego de publicar un video en el que cuenta cómo le explicó a sus dos pequeños hijos (un niño y una niña) sobre su trabajo en la industria del cine para adultos.

Según contó la joven modelo de Webcam, se vio obligada a explicarle en qué consistía su trabajo, luego de que los menores se enteraran de lo que hacía su mamá a través de unos compañeros de clase, quienes los amenazaron con avergonzar a su mamá en las redes sociales.

“Los amiguitos de ellos les dijeron: 'Vamos a 'carteliar' a su mamá en Facebook con un video que ella hizo, y hay un poco de viejas ahí. ¿No lo han visto? Nosotros se los vamos a mostrar”, contó Pineda.

Confesó que fue un poco complicado contarle a sus hijos lo que hacía para que no lo vieran como algo malo. “Primero les mostré lo del modelaje. Les dije: 'Yo hago esto. Yo me desnudo'. Y les mostré cómo se manejaban los dildos y todo eso. Pero les dije que la mamá no estaba haciendo nada malo, que no es prostitución y que ningún hombre me está tocando”, contó la joven.

Mientras la hija de Yudi lo tomó bastante bien, contó que "con el niño fue diferente". Pensaba que su madre “no hacía sino mostrar el culo”, pero ahora las tensiones poco a poco van disminuyendo, expresó Pineda.

Yudi Pineda, de 28 años, pasó ocho años de monja en un convento, pero decidió abandonar los hábitos al enamorarse de un profesor de catequesis y sentir que "no era correcto lo que estaba haciendo". Empezó a desempeñarse como modelo de webcam tiempo después, para poder mantener a sus hijos.

Ella afirma que sigue firme en la religión e incluso asiste a la iglesia. Dice que no ve nado malo en su trabajo y que, por el contrario, lo considera "digno y artístico", por lo que no planea buscar otro empleo, a pesar de que el sacerdote de su iglesia intentó convencerla de que lo hiciese.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

ME ENCANTA SER COMO SOY CON MIS ERRORES Y MIS ACIERTOS ESTOY EN COMPLETO APRENDIZAJE SIEMPRE😗💫🌎

Una publicación compartida de yudy pineda (@yudy.pineda) el

Te puede interesar

LO MÁS VISTO