Veterinarios creían que cachorro no sería adoptado, y pasó algo que te romperá el corazón (FOTOS)

Hay historias que nos devuelven la esperanza en las personas, que con pequeños actos van destruyendo prejuicios. En este caso, las hijas de Christine Doblar demostraron que lo último que importa para compartir amor sincero son las apariencias físicas. Y es que ellas decidieron adoptar a un perrito en recuperación de un hecho que lo dejo trágicamente desfigurado, pero no lo hicieron por lástima, sino porque el can las deslumbró con su brillante personalidad. 
 
Los encargados de la perrera afirman que apenas llegó el perrito, era muy difícil de mirar, pues su estado era muy grave, con heridas expuestas y el rostro desfigurado. Una escena bastante fuerte y no apta para personas con alta sensibilidad.
 
Cuando las niñas Doblar lo encontraron, fue amor a primera vista, y la mamá cuenta que a pesar que fueron a visitar a otros cachorros, sus hijas estaban ansiosas por volver por miedo a que se llevaran al "patito feo" de la perrera.
 
 
El animalito fue bautizado como Lucky, y por supuesto que tuvo mucha suerte de encontrar gente amorosa y sin prejuicios en un mundo material donde hasta las mascotas forman parte de la competencia entre las personas. Todos tenemos algo que aprender de esta historia.
 
ASÍ ES LUCKY
 
 
 
 
 
 
 
 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO