• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Esta neurona es la culpable de que al beber cerveza, siempre quieras otra más

(Por: Dora Poma)

 

¿Te has preguntado por qué cuando bebes una cerveza te da ganas de querer otra más? Un estudio (publicado en la revista Journal of Neuroscience) realizado por investigadores de la Universidad de Texas A & M Health Science Center College of Medicina, tendría la respuesta a esta gran incógnita.

 

El estudio concluye que el consumo de alcohol altera la estructura y función de las neuronas en el cuerpo estriado dorsomedial, una parte del cerebro que se sabe que es importante en el comportamiento conducido. 

 

"El alcoholismo es una enfermedad muy común ", dijo Jun Wang, Ph.D., autor principal del artículo y profesor asistente en el Departamento de Neurociencia y Terapéutica Experimental en la Universidad de Texas A & M College of Medicine." Pero el mecanismo no se entiende muy bien", agregó.

 

Por ello, Wang y su equipo han ayudado a llegar un poco más a ese entendimiento. Utilizando un modelo animal, los investigadores determinaron que el alcohol cambia realmente la estructura física de las neuronas espinosas medias, el principal tipo de célula en el cuerpo estriado (zona ubicada en ek cerebro). Estas neuronas se pueden considerar como un árbol, con muchas ramas, y varias pequeñas protuberancias, o espinas, saliendo de ellos.

 

Cada neurona tiene dos tipos de receptores de dopamina, D1 o D2, la primera que provoca inhibición en nosotros, y la segunda que nos alienta a la acción.

MIRA: ¿QUÉ DAÑA MÁS, BEBER ALCOHOL A DIARIO O EMBORRACHARSE UNA VEZ POR SEMANA?

Las neuronas D1 forman parte de una vía denominada "Go" en el cerebro, mientras que las neuronas D2 están en la vía llamada "No-go". En otras palabras, cuando se activan las neuronas D2, que desalienta la acción, su cerebro le dice que espere, que pare, que no haga nada.

 

Aunque es bien sabido que el neurotransmisor dopamina está implicada en la adicción, este estudio va más allá, lo que demuestra que el receptor D1 de dopamina también desempeña un papel importante en la adicción. Asimismo, el equipo encontró que el consumo periódico de grandes cantidades de alcohol actúa sobre las neuronas D1, haciéndolos mucho más excitables, lo que significa que se activan con menos estimulación.

 

MIRA ESTO: SI NO TOMAS ALCOHOL PODRÍAS MORIR ANTES, SEGÚN ESTUDIO

 

"Si se excitan estas neuronas, tendrá que beber alcohol (..) Vas a tener un antojo"  dijo Wang. Es decir, cuando se activan las neuronas con receptores D1, que obligan a realizar una acción, es el momento para pedir otra botella de cerveza, tequila, entre otros.

 

El estudio, que fue de co-autoría con investigadores de la Universidad de California en San Francisco, fue apoyado por una subvención del Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA).

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿BEBISTE DEMASIADO ALCOHOL? ESTA SUSTANCIA TE RECUPERARÍA DE UNA BORRACHERA

 

"Mi objetivo final es comprender cómo funciona el cerebro adicto", dijo Wang. "Y una vez que lo hagamos, un día, vamos a ser capaces de suprimir el deseo de otra ronda de bebidas y, finalmente, de detener el ciclo del alcoholismo." (Con información de sciencedaily.com)