Cuando el amor hace daño: ¿Cómo saber si tienes una madre 'tóxica'?

Estamos seguros que alguna vez has escuchado la famosa frase ‘madre solo hay una’, y claro, no dudamos que sea cierta, sin embargo también estamos seguros que no todas las madres merecen este título.

Existe una definición que muchos consideran polémica y es la de ‘madres tóxicas’, aunque también existen padres y abuelos tóxicos. En general, todas las personas así sean de nuestra familia son al fin y al cabo humanos y cometen errores.

NO TE PIERDAS ESTO: DÍA DE LA MADRE: ¿QUÉ TIPO DE MAMÁ TIENES? (VIDEO)

Estos miembros de nuestra familia, que en ocasiones son los más cercanos a nosotros, tienden a ser nuestros principales modelos, los pilares en nuestra educación cuando somos niños, los que influirán de manera importante en la formación de nuestra personalidad, sin embargo el rol de una madre siempre será aún más trascendental que el del resto.

La madre es la que establecerá con más fuerza el vínculo de cuidado y afecto con su hijo, de manera que será en gran parte la responsable de la personalidad que su pequeño desarrolla, ella será capaz de hacer a sus hijos personas seguras, y también todo lo contrario.

NO PUEDES DEJAR DE VER ESTO: CINCO HERIDAS DE NUESTRA INFANCIA QUE NO NOS PERMITEN SER ADULTOS FELICES

¿CÓMO ES LA PERSONALIDAD DE LAS MADRES TÓXICAS?

Aunque suene un tanto ilógico dentro de la personalidad de las madres tóxicas está el amor, un amor desmesurado, inmaduro y hostigante. Un amor que no permite el crecimiento de sus hijos, por el contrario los reprime. Es un amor que puede ser egoísta e interesado y por lo general destructivo. Este tipo de madres tienden a asfixiar a sus hijos. A continuación tres características de las madres tóxicas:

MIRA ESTO: ESTUDIO DEMUESTRA QUE LOS HOMBRES JAMÁS OLVIDAN A SUS GRANDES AMORES

Inseguridad: Las madres tóxicas por lo general han tenido al mismo tipo de madre y planean hacer lo mismo con sus hijos. Ellas también son inseguras y tienen un bajo autoestima, buscan en sus hijos una salvación, lo que ellas no pudieron ser, quieren modelar a su gusto a sus hijos para que no las abandonen y pueden estar siempre ahí.

Las madres de este tipo tienen muchos miedos pero el principal es el miedo a la soledad, les aterra quedarse solas y buscan generar una falta de autoestima en sus hijos de modo que los puedan controlar y hacer que se queden.

Control: Ellas no son capaces de ver los límites, no aceptan que sus hijos tienen que ser autónomos, los sobreprotegen a tal punto que ellos están obligados a depender de ellas. No permiten que los niños aprendan de sus errores, no los dejan crecer. Y no se dan cuenta que control nunca será sinónimo de seguridad. Y lo peor de todo es que ellas creen que les hacen un bien a sus hijos cuando es todo lo contrario.

Sueños frustrados: ‘Quiero que seas lo que yo no pude’ ‘Que consigas lo que yo no pude tener’ ‘No quiero que cometas mis mismos errores’ Esto es algo muy común y no solo en las madres tóxicas, pero en ellas se nota otro sentimiento. Ellas pretenden dominar a sus hijos, ignorando lo que ellos quieren, sin darles otra opción. Disfrazado su amor interesado en un ‘amor incondicional’.

¿CÓMO LIDIAR CON UNA MADRE TÓXICA?

Los familiares tóxicos y en general la toxicidad están siguiendo un ciclo, si tu madre es así lo más probable es que su madre también fue así, tú debes ser consciente de que eso está mal y que no debes repetirlo, debes romper el ciclo. Sabes muy cuan profundas son las heridas que esto deja.

Al inicio es difícil pero es necesario que aprendas a decir no y entiendas que tu opinión también tiene un valor, y que la verdad puede hacer daño al inicio pero siempre será el mejor remedio. Sé fuerte y mantente fuerte, no caigas.

Tu vida, lo que tú sientes son igual de valiosos que los de tu madre y si bien es cierto tú no la quieres herir debes dejar en claro que tampoco estás dispuesta a ser herida. No te permitas caer en la manipulación, se fuerte y sal adelante, una vez que des el primer  paso verás que la situación es más difícil. Recuerda que siempre que llovió, paró. 

 

¡Hay heridas que no nos permiten crecer! ¡Entérate aquí! ► bit.ly/1MFxrT1

Posted by Aweita on Martes, 22 de septiembre de 2015

 

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO