12 pasos para cambiar la vida para bien en tan sólo un mes

(Por: Dora Poma)

¿Sabías que puedes cambiar tu vida en tan sólo 1 mes? Así como lo lees, muchas personas viven buscando el camino correcto para su vida, y por cosas que pasan día a día, les dificulta salir de la monotonía. Por ende, Svetlana Pokrevskaya, una famosa blogger rusa, viajera e instructora de yoga, ha propuesto 12 pasos divididos por cada semana que tiene el mes, es decir, 3 pasos cada semana. Sus tips han sido compartidos miles de veces y varios portales Web han recogido sus consejos.

Asimismo, estos pasos son muy sencillos, y te ayudarán a cambiar tu vida para bien en sólo un mes. ¿Estarías dispuesto a ponerlo en práctica? A continuación te mostramos cuáles son, según cada semana.

MIRA: ¿QUÉ DICEN LAS LÍNEAS DE TUS MANOS SOBRE TU FUTURO Y VIDA AMOROSA?

SEMANA 1: CUERPO Y HÁBITOS

#1 Levantarse temprano, alrededor de las 6 de la mañana.

Si lo haces, el tiempo que te hacía falta y que nunca tienes durante el día para dedicarte a ti mismo aparecerá de inmediato. Así pues, levántate temprano y dedícate tiempo. Ahora si es difícil levantarse porque no duermes bien, acuéstate más temprano, recuerda que tú puedes hacerlo si te organizas.

Cabe mencionar que la pereza y la falta de deseo de levantarte temprano no son un indicador de cansancio, en realidad podrían interpretarse como un indicador de que no quieres levantarte a vivir tu vida.

#2 Alimentación ligera.

Puedes elegir el tipo de alimentación que te parezca correcto. Por ejemplo, el vegetarianismo es una opción para algunos, ya que otros no podrían vivir sin la carne, mientras que otros deciden eliminar los fritos, y así sucesivamente. Lo que sí es cierto es que el alcohol, las papitas, los refrescos dúlces, los embutidos y la comída chatarra no aparecen en ninguna guía nutricional sana, por eso lo mejor es eliminarlos. Esto hará que tengas más energía y te sentirás físicamente mejor.

#3 Haz deporte.

El movimiento es vida, por eso para despertar la vida que hay en ese cuerpo y mente cansados es necesario moverse. No importa cómo prefieras hacerlo, lo importante es que sea a conciencia. Puedes practicar yoga, trotar y bailar. También, puedes ir al gimnasio, caminar al trabajo o sencillamente olvidarte del ascensor.

SEMANA 2: LIMPIEZA DE ESPACIOS, ASUNTOS Y LO QUE TE RODEA

#1 Limpiar el espacio.

Limpia y ordena todos los rincones, todas las mesas, todos los armarios y por todas partes. Desocupa todo lo que no necesites y deja sólo lo realmente útil, las cosas que te alegren, que te inspiren y que te generen bienestar.

#2 Limpieza de asuntos y deberes.

Piensa en todas las promesas similares que te has hecho y has hecho a los demás, y decide qué hacer con ellas, hay dos opciones: (1) lo haces o (2) lo tachas de la lista para siempre. Haz lo que tienes que hacer en vez de cargar con el peso de esas responsabilidades. A medida que dejas todo para después, te acumulas de cosas y no llegas a cumplirlas como se deben.

#3 Limpieza de lo que te rodea.

Acaba con las relaciones interpersonales que te hacen sentir triste o de mal humor. Evita relacionarte con aquellos que critican constantemente y nunca están satisfechos con nada, así como con quienes ya no tienes nada en común y que no te enseñan nada bueno. Date permiso de decir no, de no sonreír si no te nace, de no ser tan educado como deberías si no te place, de ser sincero; si ese es el costo de la libertad, vale la pena pagarlo. Asimismo, en cuanto a los padres, si la relación con ellos es difícil, lo mejor es intentar mejorarla, y pasar más tiempo con ellos.

SEMANA 3: PLANES, METAS Y SUEÑOS

#1 Escribir y realizar los planes.

No olvides planear no sólo el trabajo y el dinero, sino también el descanso, el tiempo con los amigos y las personas que amas, así como el tiempo que te dedicarás a ti. Hay que hacer un plan que sientas ganas de realizar, que te haga temblar las piernas y te rasquen las manos de emoción; todo a la vez. Es como si quisieras escribir un libro tan interesante de tu vida que después querrías volver a leerlo. Lo importante es definir fechas y pasos concretos, así tienes prácticamente garantizado que se cumplirá y no caerá en el ciclo del "después".

#2 Escribir la lista de lo imposible.

Se trata de escribir una lista de los sueños que no se cumplirán nunca, ese tipo de cosas que son tan irreales que realizarlas parece algo imposible. Apaga por un momento tu lógica e imagina que todo en el mundo está a tus pies: tienes tiempo, dinero, las conexiones necesarias, el talento específico que deseas. Hacer esto es muy útil porque sabes lo que quieres, y aunque sea muy difícil estás un paso adelante para lograrlo, porque si aparece la oportunidad, la reconocerás.

#3 Hacer planes cada día.

Cada noche escribe los planes para el día siguiente, ya sean planes cortos o medianos. Incluso si el otro día no te acuerdas de que tenías ese plan, tu productividad aumentará mucho. Además, no olvides mirar de vez en cuando tu plan global y preguntarte ¿es hacia allá para dónde voy?

TE PUEDE INTERESAR: SEIS PENSAMIENTOS POSITIVOS QUE CAMBIARÁN TU VIDA

SEMANA 4: EXTENDER LAS FRONTERAS

#1 Tratar de vivir de otra manera.

Al menos por una vez intenta practicar diferentes tipos de deporte; trata de hacer lo que nunca habías hecho.  Recuerda que hay que crear la costumbre de probar algo nuevo cada día, y salir poco a poco de la rutina.

#2 Salir de la zona de confort.

Hay que enfrentarse directamente a los miedos, hacer un análisis profundo de quien eres y de lo que pretendes en la vida. No sirve huir de los problemas, hay que ir de cara hacia ellos. Si tienes miedo a las alturas, súbete a un avión y arrójate en paracaídas. Si te incomoda estar entre gente desconocida, anda a una fiesta donde no conozcas a nadie.

#3 Tómate un descanso.

No todo es trabajo. Por ende, si vas a descansar es indispensable hacerlo fuera de casa, apaga el teléfono celular, la televisión, cualquier cosa que te distraiga y te impida disfrutar de un verdadero momento de calma y quietud. Los espacios de relajo te darán la energía que necesitas para cumplir todos tus objetivos, es decir, ver la luz al final del túnel, y el sendero que va al camino correcto y que con el tiempo será tu camino. 

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO