Las personas que maldicen tendrían mejor vocabulario que aquellos que no lo hacen, según estudio

Generalmente uno tiende a pensar que una persona que dice grosería es una persona falta de educación y decoro, y no está lejos de la verdad, sin embargo, cuando esto trasciende el simple hecho de repetir una ofensa, el hecho de manejar un repertorio de malas palabras ha sido comprobado como un síntoma positivo en el proceso cognitivo de las personas.

MIRA: COMPRUEBAN QUE DECIR GROSERÍAS Y 'MALDECIR' TE HACE MÁS FELIZ

Los encargados de llevar a cabo estos experimentos sociales fueron los profesionales en psicología Kristin Jay y Timothy Jay del Colegio Marista y la Universidad de Massachusetts se Artes liberales, quienes formularon la hipótesis sobre que los seres humanos que tienen un repertorio más amplio para poder manifestar su disgusto a través de un vocabulario considerado como incorrecto, son más bien propensas a disfrutar de una fluidez más loable en su lenguaje del día a día.

TE PUEDE INTERESAR: CUATRO MANERAS DE RESPONDER A UN INSULTO, SEGÚN LA CIENCIA

Se le pidió a dos grupos de estudios que en un minuto enumeren todas las llamadas lisuras que ellos podrían recordar, y luego hacer una lista de animales. Al otro grupo, se limitó la cantidad de animales a aquellos que comenzaran con la letra "A". En ambos casos, aquellos que mostraron una cantidad considerable de respuestas lo hicieron en ambas pruebas. Mientras que los que no manejaban un vocabulario amplio, no lo hacían en ninguno de los ámbitos anteriores. Maldita sea, qué curioso.

Video recomendado
Videos recomendados

Te puede interesar

LO MÁS VISTO