• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Un desconocido le envió una foto obscena vía Facebook y ella le respondió así

aweita.pe
  • Redactor: Aweita
  • -
  • 28 May 2020 | 22:05 h

Samantha Mawdsley es una mujer australiana que le dio una gran lección a todos los hombres que se valen de internet para enviar cosas desagradables, ella vivió en carne propia esa experiencia y la compartió en Facebook, la publicación se viralizó, le bloquearon su cuenta y esta es su historia.

Todo empezó cuando Samantha escribió en su Facebook una inocente reseña sobre un restaurant en Manchester que había visitado, poco después ella recibió un mensaje vía Facebook Messenger. El mensaje tenía como remitente a un tal James, un total desconocido para ella y decía lo siguiente: “Hola, tienes lindos ojos”, claro que hasta ahí todo bien, pero el problema fue que ese mensaje estuvo acompañado por una foto del pene de James.

aweita.pe

Samantha pensó en no responderle pero automáticamente se le ocurrió una idea que cambiaría todo el rumbo de esta historia, ella decidió darle una gota de su propia medicina, y con ayuda de internet ubicó fotos similares a las que había recibido y se las envió a su ‘contacto estrella’. La primera foto estuvo acompañada por un “El mío es más grande”. Obviamente el conquistador de Facebook jamás imaginó que ella le respondería así.

aweita.pe

Pero Samantha no solo le envío una foto, ella envió suficientes imágenes para que James entendiera lo feo de sus acciones. El respondió con “Ahora solo quiero vomitar, basta por favor”. Pero ella no se cansó y le respondió así: “¿Nosotros somos amigos o algo? Tú fuiste amable, ahora yo seré amable. ¡Amigos!”

NO PUEDES DEJAR DE VER ESTO: EN SU LUNA DE MIEL, ELLA DESCUBRIÓ EL MÁS HORRIBLE SECRETO QUE SU ESPOSO ESCONDÍA (FOTOS)

aweita.peaweita.pe

NO PUEDES DEJAR DE VER ESTO: EN SU LUNA DE MIEL, ELLA DESCUBRIÓ EL MÁS HORRIBLE SECRETO QUE SU ESPOSO ESCONDÍA (FOTOS)

El conquistador de internet se incomodó tanto con la respuesta de Samantha que al parecer se arrepintió por sus actos, sin embargo jamás se disculpó y solo pidió que por favor no difunda esto, y justamente eso la animó a hacerlo. “Él no sintió ningún remordimiento y asumió que yo me quedaría callada”, explica Samantha.