• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

¿Los granos en la espalda pueden ser más peligrosos que en la cara?

¿Sufres de acné en la espalda? Esto es todo lo que debes saber para solucionarlo

Cuando es verano solemos ir a refrescarnos a la playa o piscina y vemos a algunos de nuestros amigos o familiares, o incluso nosotros mismos, que tienen granitos en la espalda. Para quien lo lleva suele ser una situación incómoda pues siempre están tratando de taparse o evitar que los vean; son imposibles de disimular. Los granos se extienden por nuestra parte posterior son causa de múltiples complejos e invitan a pasar la jornada tirados, obviamente boca arriba. “El acné corporal es más problemático que el facial”, añade la doctora Antonia Banda, especialista en medicina estética de Clínica Menorca (Madrid). “El sudor o el roce de la ropa pueden agravarlo”.

NO TE LO PUEDO CREER: ¿REALMENTE LA PASTA DENTAL ELIMINA EL ACNÉ DE TU ROSTRO?

El acné en la espalda, tiende a ser uno de los tipos más graves de acné, causando más dolor, cicatrices e incluso vergüenza extrema. Si te ha tocado sufrir este problema debes saber que posiblemente tenga un origen genético, hormonal o producto de la inflamación por depilación. Estas son algunas recomendaciones que debes tener en cuenta:

LO VEO Y NO LO CREO: ESTE ÚNICO INGREDIENTE TE AYUDARÁ A DESPEDIRTE PARA SIEMPRE DEL ACNÉ

1. Usa esponja y jabón

Cuando nos bañamos sometemos a la espalda a un injusto olvido, por eso es recomendable usar un cepillo de brazo largo de cerdas suaves, que no resulte abrasivo para la piel. Además, hay que lavar con frecuencia el cabello y mantenerlo alejado de la espalda.

2. Evita dulces, leche y grasas

Genética y hormonas juegan un papel importante en cómo procesa tu cuerpo los alimentos. Un estudio publicado en 2014 por la Universidad de Nueva York (EEUU) sugería que el azúcar, las grasas saturadas y trans, la leche y el pescado podían influir o agravar el desarrollo de acné.

TIENES QUE VER ESTO: ¡CUIDADO! COMIDA RECALENTADA PODRÍA SER PERJUDICIAL PARA EL ORGANISMO

3. ¡Que te exfolien!

Tratamientos como la microdermoabrasión o peelings “mejoran el bacné y reducen las cicatrices residuales

4.Cuidado con el sol

La idea de que el sol es bueno para los granos es una verdad a medias. Segnún un informe del Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesquelética y de la Piel (Niams), de Estados Unidos, tostarse bajo el sol y conseguir un bronceado que oscurece la piel puede hacer que los granos sean menos visibles y la piel se perciba más seca.

5. En pastillas

Pueden recetarse antibióticos derivados de la vitamina A, para inducir a la exfoliación de la piel y eliminar el crecimiento de bacterias.