¿Recuerdas esta fotografía? Esto es lo que pasó realmente con el protagonista de la imagen

La fotografía se hizo viral en 1994 y escandalizó a más de uno. Conoce la historia del niño.

Era 1994 y se entregaba uno de los premios más importantes del periodismo: el Premio Pulitzer. En la categoría fotografía, Kevin Carter tentaba la posibilidad de ganar este reconocimiento.

Un año antes, este fotógrafo sudafricano visitó la aldea sudanesa de Ayod para denunciar la hambruna y la guerra que sufría el país. Su trabajo le permitía estas satisfacciones, ir a lugares necesitados y ser la voz a través de las imágenes de miles de personas. Y esta vez no sería la excepción, Carter iría al frente.

NO TE LO PUEDO CREER: RETO VISUAL: ¿CUÁNTAS CHICAS POSARON PARA ESTA FOTOGRAFÍA?

Antes de irse del lugar, vio una escena que no podía dejar pasar. Sacó su cámara, apuntó y capturó una de las imágenes más icónicas de la fotografía periodística. Esa noche de 1994, Carter ganaría el Pulitzer y su foto daría la vuelta al mundo. Él nunca pensó que la repercusión podría ser tanta.

En la fotografía se puede ver a un niño desnutrido tendida en la arena justo en el mismo plano que un buitre, dos símbolos poderosos que representaban la mejor descripción que se podía tener de ese instante. Así fue que The New York Times publicó días después con un efecto que el desconocía.

La opinión pública hizo cargamontón contra él. Lo criticaban por no haber hecho nada, por no haber ayudado al niño. Poco tiempo después, Carter no aguantó la presión y se suicidó. Años después, el diario El Mundo reveló muchas verdades detrás de esa fotografía.

El diario señala que el niño llevaba una pulsera blanca que en aquel entonces utilizaba el personal humanitario para identificar a los chicos. En la escena se puede ver que el brazalete lleva el código 3T, que significa  “Tercer paciente recibido aquel día con tratamiento para desnutrición severa”. Hasta aquí todos pensaban que el niño había muerto. Pero no. Sobrevivió. Se pudo identificar al padre del pequeño, quien confirmó que se recuperó de aquella hambruna pero que murió de "fiebres". ​ 

LO VEO Y NO LO CREO: LA FOTOGRAFÍA DE ESTA PAPA FUE VENDIDA POR UN MILLÓN DE EUROS

Además, según confirma el periodista en el artículo, a 10 metros había una clínica de Naciones Unidas, donde repartían alimentos para los chicos de la zona. El Mundo, en su artículo publicado el 20 de agosto de este año, también desmiente que Carter se haya suicidado por ese motivo. Afirma que antes de ir a Sudán ya había atentado contra su propia vida.

Cuando consiguió suicidarse, se encontraba en plena crisis personal y con una adicción al mandrax, una poderosa droga mezcla de heroína y cocaína. Incluso, días antes de su muerte, una bala mató a su amigo, el también fotógrafo Ken Oosterbroek, en un enfrentamiento callejero en Sudáfrica. Eso lo desestabilizó aún más y desencadenó su fatal desenlace. Estos datos lo corrobora su amigo, el también Pulitzer Greg Marinovich.Esta es la verdad de una de las fotografías conocidas

Fuente: El Mundo (España)

Te puede interesar

LO MÁS VISTO