• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Youtube: Él pidió dinero para comer, ella para implantes de senos ¿a quién ayudó la gente?

Un experimento social juntó a dos personas con objetivos muy diferentes: uno quería comer y la otra ponerse siliconas.  El hombre se puso una gorra, quitó los zapatos y se sentó en la calle a pedir dinero. En la otra esquina, una mujer atractiva con un diminuto short y un polo verde que evidenciaba su ombligo hacía lo mismo. La gente comenzaba a pasar y la indiferencia con el “mendigo" era evidente. Lo miraban, pasaban comiendo, conversando pero nadie le extendía la mano ni le daba una palabra de aliento. Por otra parte, la chica con una sonrisa coqueta lograba encandilar a todo el que pasa, hombres y mujeres se acercaban a ella, le tomaban fotos y colaboraban con su causa.

NO TE LO PUEDES PERDER: ¿QUÉ PASA CUANDO UN EXTRAÑO TE DICE BONITA? MIRA ESTE DIVERTIDO EXPERIMENTO (VÍDEO)

Este experimento sirvió para ver, apenas en una mañana, el reflejo de una realidad que merece y debe ser cuestionada. Muchas personas podrían argumentar que no todos los vagabundos son discapacitados y que, por tal motivo, cuentan con todas las facultades para buscar un trabajo y ganar dinero de forma justa. Lo que muestra el video es como las mismas personas que negaron una moneda al mendigo, poco segundos después le regalan billetes a la muchacha de sonrisa amplia. “Buena suerte”, “Espero que logres tus metas”, le dicen.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: ELLOS CONVERSABAN A OSCURAS PERO CUANDO SE ENCIENDE LA LUZ, ALGO LOS DEJA MUDOS (VÍDEO)