• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Televisa y Univisión se unen para crear plataforma de streaming, pero analista advierten su fracaso

Las cadenas televisivas anunciaron un servicio que pretende competir en el mercado con Netflix, Disney+ y el resto de plataformas. No obstante, especialistas ya auguran su triste destino por estas razones.

Televisa-Univisión es la nueva propuesta de las cadenas televisivas por conquistar el mercado de habla hispana de los servicios de streaming./Fuente: Composición.

Televisa-Univisión es la nueva propuesta de las cadenas televisivas por conquistar el mercado de habla hispana de los servicios de streaming./Fuente: Composición.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 15 Abr 2021 | 13:45 h

El mercado de los servicios de streaming ha crecido a pasos agigantados en los últimos años y se han convertido en un tema preocupante para las productoras de contenidos televisivos, quienes han visto un severo descenso en sus números de audiencia ante el atractivo catálogo que ofrecen estas plataformas y a sus suscriptores en el formato on demand, es decir, disponible para que ellos elijan cuándo y cómo verlos sin intervención de nadie.

Es por esta razón que, en un afán por competir en este creciente mercado, Televisa y Univisión anunciaron una alianza que tiene como principal objetivo constituir un nuevo servicio de streaming que ofrece un catálogo de los contenidos producidos por ambas cadenas televisivas, además de otros atractivos títulos. Esta jugada se concretó el pasado 13 de abril, con la venta de los activos de medios, contenidos y producción de Televisa a Univisión por $400 millones.

PUEDES VER: MARVEL ESTÁ PLANEANDO UNA SERIE DE WOLVERINE ¿VOLVERÁ HUGH JACKMAN?

Televisa-Univisión, nombre de esta alianza, asegura ser capaz de competir de tú a tú con gigantes de esta industria como Netflix y Disney+ debido a que poseen algo que ellas no: una sólida base en el mercado en español construida a lo largo de los años. “Esas empresas son en principio y sobre todo, empresas de idioma inglés. En el fondo, su oferta principal no es en español primero, dijo Wade Davis, director general de Univisión.

De esta forma, la nueva empresa tan solo aguarda a que la transacción se complete para fines del 2021 mientras espera a que los reguladores de Estados Unidos y México, así como también los accionistas de Televisa, aprueben esta acción. Tras esto, la alianza plantearía cambios para PrendeTV y Blim, servicios de video en línea con los que ya cuentan cada una, y expondrán su nueva propuesta a la audiencia.

Una plataforma destinada a fracasar

Si bien esto puede resultar un tanto interesante desde el punto de vista empresarial, Claudia Benassini Félix, investigadora de la Facultad Mexicana de Arquitectura, Diseño y Comunicación de la Salle, considera que esta estrategia está, inevitablemente, encaminada a perecer al poco tiempo de ser lanzada. La especialista comentó al portal UnoCero que el argumento del idioma que Televisa-Univisión expuso no se adecúa a los tiempos en los que vivimos ya que servicios como Netflix ya han demostrado que la barrera del idioma está ampliamente superada con series como Élite, Control Z y muchas otras.

La idea de conquistar un español en streaming está muy rebasada”, indicó Benassini, quien además compartió cifras que señalan que Blim, servicio de la cadena Televisa, solo posee el 1.9% de suscriptores totales de este mercado en específico. De este modo, se respalda la idea de que la compañía no está planteando una buena estrategia, pero esto no sería lo único por lo que la plataforma estaría destinada al fracaso.

Otra razón señalada por Benassini tiene que ver directamente con el perfil de los contenidos a los que Televisa y Univisión están acostumbrados, así como también las características de sus consumidores finales. “Uno pensaría que cualquiera podría pagar un servicio de streaming, pero eso no es cierto. El tipo de audiencias a las que Televisa dirige sus contenidos son de escasos recursos, lo que en su momento le funcionó a la televisora. Y tan solo hace falta recordar la manera en que Azcárraga Milmo dijo que él hacía 'televisión para los jodidos', así con esas palabras, mencionó.

Por último, Benassini dijo que la calidad de los contenidos que Televisa-Univisión puedan producir con el presupuesto a los que están acostumbrados a trabajar para sus series y telenovelas, no podrían ni asomarse a lo que presentan las obras originales de Netflix y Disney+, por poner algunos ejemplos. Además, incluso si la empresa decidiera destinar un fuerte capital para generar contenido premium, el problema se centra en su cultura organizacional.

“En muchas décadas Televisa no ha modificado ni su modelo de negocio ni su forma de procesar contenidos. Se seguirá dirigiendo a una audiencia ubicada dentro de ciertos parámetros y ello está relacionado directamente con la calidad de sus productos. Sigue sacando productos que llevan por nombre ‘La mexicana y el güero’, continúa reforzando estereotipos y se mantendrá sin una audiencia joven, como ocurre desde hace mucho tiempo”, destacó la especialista.

Por las declaraciones de esta analista, es muy probable que Televisa-Univisión no estén muy al tanto de cómo funciona el mercado de los servicios de  streaming on demand y esto terminaría por jugarle una mala pasada a la empresa. “Con ese 1.9% de suscriptores en Blim y con contenidos como ‘La mexicana y el güero’, pues Televisa ¿para dónde? Yo creo que a Televisa-Univisión no le va a ir bien”, concluyó.