10 cosas que los empleados de restaurantes de comida rápida no te dirán y debes conocer

Nadie puede resistirse a la tentación de la comida rápida, sin embargo, debes tener en cuenta estos 10 datos que te presentamos a continuación. Esto es lo que no te cuentan las empresas.

Es casi imposible que hoy en día, por lo menos una vez al mes, no compres una hamburguesa en un local de comida rápida. Este tipo de comida se ha arraigado en la vida de la mayoría de personas y es muy difícil resistirse a su gran tentación. Siempre hemos escuchado que su alimentación en exceso es muy peligrosa para la salud por eso debemos estar alerta. Esta vez, te traemos 10 datos que las empresas de comida rápida no te dirán.

NO TE LO PUEDES PERDER: 10 MITOS SOBRE COCINA QUE HEMOS CREÍDO TODA LA VIDA Y PUEDEN SER MUY PERJUDICIALES

1. Todos los platillos tienen el mismo sabor

Como saben que a la gente le gusta la comida con diferentes sabores, la comida rápida está equilibrada de tal forma que pueda satisfacer todas las necesidades a la vez.

2. Las hamburguesas se preparan básicamente al instante

Su preparación es de tan solo 30 segundos. Todo porque la carne se expone a una congelación profunda antes de llegar a la cocina del restaurante.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: 10 ALIMENTOS QUE CONSUMIMOS Y PODRÍAN SER MORTALES

3. Están diseñadas para que las puedas comer rápidamente

Hacen honor a su nombre y es que no tienes que masticar estos alimentos mucho tiempo. Además, cuánto menos masticamos la comida, menos nos llenamos y, por lo tanto, nos da más hambre.

4. Los colores alrededor estimulan el apetito

Los colores rojo y amarillo son muy frecuentes en los restaurantes de comida rápida. Estos combinan a la perfección y provocan un deseo subconsciente de entrar a comer ahí.

5. Su objetivo principal es venderte lo más que se pueda

Los científicos descubrieron que es más difícil rechazar algo cuando te lo ofrecen directamente. El 85% de las personas ordenan más de lo que era su intención cuando los empleados de los restaurantes les ofrecen complementar el pedido con algo más.

6. Una coca mediana es una coca grande

Subconscientemente, muchas personas eligen la opción intermedia del vaso de gaseosa, sin embargo, gracias a este truco, esta opción resulta la más grande. Además, si no especificas el tamaño de la porción, el cajero por defecto te cobrará la más cara. Por ejemplo, las papas más grandes y el café más grande.

7. Las ensaladas no son tan inofensivas

Los ingredientes de las ensaladas pueden tener la misma cantidad o aún más calorías que los platillos estándar. Además, las hojas de la lechuga a veces se someten a propilenglicol (aditivo alimentario E1520), para prevenir que se marchiten. Este aditivo se considera inofensivo, pero, claro, ya no se trata de productos 100% naturales.

8. Los huevos en la comida rápida no solo son huevos

Por lo general, se ofrece una "mezcla de huevo Premium", la cual contiene glicerina, dimetilpolisiloxano (una forma de silicona) y el aditivo alimentario E552 (silicato de calcio).

9. La coca es diferente a la que viene embotellada

En los centros de comida rápida, se produce que los concentrados de marca se mezclan con agua y se carbonizan en la misma máquina, lo cual hace las bebidas "más frescas".

10. No compres comida para llevar

Si decidiste comer papas fritas o una hamburguesa, no las compres para llevar. La mayoría de los platillos en las cadenas de comida rápida tienen una vida útil muy corta.

Fuente: Genial.guru

 

Nunca más comeré eso Conoce más aquí ► http://bit.ly/1QP2TgL

Posted by Aweita on lunes, 8 de febrero de 2016

 

Yeeee, el diablo no volverá a besar mi comida :3 :3 :3 Checa aquí ► http://goo.gl/frSL3U

Posted by Aweita on sábado, 5 de marzo de 2016

 

Comer manzanas y naranjas en la noche es malo?! Khá?!Entérate más aquí►http://goo.gl/cLguSJ

Posted by Aweita on domingo, 29 de mayo de 2016

 

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO