• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

¿Qué es la Esclerosis Lateral Amiotrófica? Suele ser letal, pero Stephen Hawking lo soportó 55 años

Stephen Hawking fue diagnosticado con esta enfermedad a los 21 años, su palabra clave fue la “perseverancia” y así lo resistió 55 años. Descubre de qué trata esta enfermedad.

No tiene cura, pero Stephen Hawking lo soportó 55 años.

Stephen Hawking falleció a los 76 años la madrugada del 14 de marzo del 2018, debido a una serie de complicaciones en su enfermedad llamada Esclerosis Lateral Amiotrófica. Pero, en qué consiste esta rara enfermedad que le quitó la vida al científico más reconocido de todos los tiempos.                                                                                                                             

TE PUEDE INTERESAR: Tres catastróficas advertencias que lanzó Stephen Hawking antes de morir

La Esclerosis Lateral Amiotrófica o más conocida como ELA es una enfermedad neurológica degenerativa de la que se desconoce la causa en la mayoría de los casos. Los síntomas más representativos es la pérdida de la fuerza de los músculos de todo el cuerpo.

Uno de los signos más evidentes que sufren las personas con este trastorno es la debilidad en piernas, brazos, manos, dificultad para hablar y tragar.

DIAGNÓSTICO

Otra de las proezas que tienen que padecer las personas con este síndrome es el diagnostico de su enfermedad, lo cual conlleva a un diagnóstico de la enfermedad de manera tardía. Por lo general, tienen que esperar un año para que el diagnostico sea evidente.

NO TE LO PIERDAS: Las mujeres que marcaron a Stephen Hawking: el amor de la primera y el maltrato de la segunda [FOTOS]

COMPLICACIONES

El tratamiento para esta enfermedad es multiciplinario, quiere decir la necesidad de diferentes especialistas como nutricionistas, kinesiólogos, neumólogos, gastroenterólogos y psiquiatras para abarcar las diferentes complicaciones de la enfermedad.

TRATAMIENTO

Algunos de los fármacos utilizados para el tratamiento son los antidepresivos, los analgésicos, los mucolíticos, los medicamentos para el exceso de saliva y para ayudar a dormir.

DATO: Solo el 5% de los casos son por factores hereditarios y lamentablemente no existe la cura.