Consejos de primeros auxilios que salvarán la vida de tu mascota en caso de emergencias

Las emergencias pueden ocurrir en cualquier momento también con tus mascotas, por ello, resulta muy importante saber cómo debes actuar ante un envenenamiento o lesión. Estos consejos te serán de gran ayuda.

Una persona precavida vale por dos, dice un refrán de nuestros abuelitos y es tan cierto. Ante una emergencia, quienes tienen mayores posibilidades de sobrevivir son aquellos que, al menos, tienen una noción de primeros auxilios. Y si tienes mascotas, con mucha más razón debes conocer cómo actuar ante una situación que ponga en riesgo su vida.

Recuerda que ninguna de estas técnicas reemplaza la atención de los veterinarios, sin embargo, en momentos de emergencia, podría ser vital que las realices para que tu mascota esté a salvo antes de ser atendida por un especialista.

1. ¿Qué hacer en casos de envenenamiento?

En gatos

Los principales síntomas son: vómito, diarrea, salivación, irritación de la piel y convulsiones. Si la causa fue debido a gases nocivos o humo, será necesario tener al gato al aire libre, si no hay respuesta y sigue inconsciente es vital darle respiración artificial.

Si se envenenó al ingerir químicos, plantas venenosas o medicamentos es necesario provocar el vómito de inmediato. Si el gato se ha envenenado con ácidos o solventes, por ningún motivo se debe provocar el vómito porque los líquidos volverán a lesionar su interior; en este caso, debes acudir de emergencia con un veterinario.

En perros

Las primeras señales de envenenamiento son; vómito, diarrea, convulsiones, debilidad muscular, rechazo a la alimentación y gruñidos. Se debe provocar el vómito, luego debe beber la mayor cantidad de agua posible. Si el perro está inconsciente por inhalar humo u otros tóxicos deberá ser llevado a un área exterior y una vez despierto, beber la mayor cantidad de agua.

2. En caso de que se atoren con algún objeto

En gatos

En caso de que el gato se haya tragado algún objeto, es necesario observar detenidamente si aumenta la salivación, se rasca con sus patas el hocico, maúlla, agita su cabeza, realiza movimientos bruscos o si intenta sacar algo del interior de su boca. Si es así, debes revisar el interior de su boca para que encuentres el objeto e intentes sacarlo con una pinzas delgadas.

En perros

Se debe acostar al perro con la boca abierta, si el objeto está atascado en la garganta o el esófago es necesario hacer que vomite. Si el objeto no es muy grande, sería bueno también verter algunas cucharadas de aceite vegetal para que pueda caer al estómago.

3. ¿Qué hacer si sufren una descarga eléctrica?

Para nadie es novedad que los animales son muy inquietos, sobre todos los gatos, quienes podrían sufrir las descargas de un cerco eléctrico, por ejemplo.

En el caso de los felinos, lo primero que debes hacer es mantener fría la quemadura por electricidad frotándola con hielo. Si está inconsciente, procede a realizar respiración artificial.

En perros, debes abrir su boca y sacar su lengua para liberar las vías respiratorias. Si tiene pulso, inmediatamente comienza a hacer respiración artificial. Recuerda que tanto para gatos como para canes es necesario acudir con un especialista.

4. ¿Cómo actuar ante quemaduras?

En gatos

Si se ha quemado con agua hirviendo, será necesario mojar la quemadura y rociar espray refrigerante o aplicar ungüentos antibióticos para aliviar dolor y evitar infecciones. Si el gato se quemó con productos químicos es necesario lavar con abundante agua y colocar un algodón con bicarbonato de sodio. Al terminar, envuélvelo con una venda.

En perros

En caso de quemaduras, es necesario afeitar el pelo alrededor de la quemadura y aplicar una solución de permanganato de potasio (se puede encontrar en cualquier farmacia). Aplicar una compresa fría y luego colocar un vendaje. Si se trata de una quemadura por químicos, se debe quitar el collar y correa, en caso de tenerlos, para regar durante 10 minutos con agua.

5. Fracturas o esguinces

En todos los casos, será necesario colocar compresas frías, envolver con vendas e inmovilizar la zona. Si el hueso está completamente fuera de su sitio, coloca una tablilla envuelta en una venda (entre más apretada mejor) y acude de emergencia con el veterinario más cercano.

6- Hemorragias

En gatos

Si es nasal u ocular, utiliza un algodón sin bloquear la respiración y presiona con algo de fuerza. Da pequeños golpes sobre la lesión y si es necesario sujeta el algodón con una venda para inmovilizarlo.

En perros

El vendaje a presión es siempre la mejor alternativa. Si la hemorragia no se ha detenido, eleva la parte con la herida lo más que te sea posible. Se puede detener también con un vendaje muy tenso bajo algo frío. Es recomendable enjuagar rápidamente cuando la hemorragia se haya detenido para evitar infecciones.

Estos son los consejos básicos que podrían ayudarte ante uno de los escenarios señalados. Saberlos, nunca está de más. Mejor es prevenir que lamentar.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO