¿Por qué nos zumba el oído? Conoce las razones detrás de este inquietante sonido

Te suele zumbar el oído y no sabes por qué. Conoce las causas asociadas con tu salud que podrían estar detrás de este perturbador sonido. 

Todos hemos experimentado, alguna vez, el fastidioso sonido en forma silbido que proviene del interior de nuestro oído y que, en varias ocasiones, se presenta de manera inesperada causando algunas molestias.

Si bien este peculiar zumbido o sonido profundo y prolongado, conocido como ‘tinnitus’, se asocia con algunos problemas de sordera, puede ser también una señal o síntoma de algunos problemas de salud que estamos padeciendo y que, quizá, desconocemos.

Conoce las razones más comunes por las que podríamos estar escuchando este perturbador sonido:

-Exceso de colesterol. Este lípido obstruye los vasos sanguíneos, por lo que el oxígeno no se distribuye adecuadamente a los nervios del oído interno.

-Fumar. Este hábito dificulta la oxigenación en los oídos, por lo que es normal escuchar el silbido.

-Beber café. Aunque el café aumenta el flujo sanguíneo, el exceso puede generar zumbidos en tus oídos.

-Exceso de azúcar. Ingerir este ingrediente daña las conexiones neuronales y la percepción de los sonidos, por lo que se genera un zumbido persistente.

-Infecciones. Cuando tienes alguna bacteria o cuerpo extraño dentro del oído causa dolor y zumbidos, lo cual puede detonar el vértigo.

-Pérdida auditiva causada por el envejecimiento, siendo más común a partir de los 60 años.

-Otosclerosis, que ocurre cuando hay endurecimiento de los huesos del oído.

-Tumor en el cerebro o en el oído, afectando el nervio auditivo.

-Exceso de cera en el oído.

-Problemas de circulación.

-Trastornos psiquiátricos como ansiedad y depresión.

-Acúmulación de colesterol en los vasos sanguíneos.

-Hipertensión.

Según los especialistas, además de estas causas, el zumbido en los oídos también puede surgir en casos más raros como la enfermedad de Ménière, mal funcionamiento de la articulación de la mandíbula o después de traumatismos en la cabeza y el cuello, que puede afectar los nervios responsables de la audición.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO