Científicos descubren el tipo de ejercicio físico que ayudaría a alargar la vida

A través de un estudio, investigadores descubrieron el tipo de ejercicio físico que puede ayudar a alargar la vida, puesto que influye de forma positiva en un factor implicado en el envejecimiento y la esperanza de vida.

Encontrar la fórmula perfecta para vivir más y mejor ha sido uno de los temas más comentados durante los últimos años. De hecho, se han difundido miles de teorías y tratamientos que señalan ayudan a lograr este propósito. Ahora, un nuevo estudio alemán sugiere que un tipo específico de ejercicio puede ser la clave para alargar la vida.

Y es que, uno de los principales factores que intervienen en el antienvejecimiento es el papel de los telómeros. Se trata de los extremos protectores de los cromosomas que, naturalmente, se acortan a medida que envejecemos. Sin embargo, una reciente investigación, publicada en la European Heart Journal, sugiere que existe un tipo de ejercicio físico que puede ser clave para mantener a los telómeros largos y, de esta manera, poder aumentar nuestra esperanza de vida.

La investigación consistió en el reclutamiento de 164 voluntarios en Leipzig, Alemania. A través de este estudio, el coautor y cardiólogo Ulrich Laufs, demostró que los ejercicios de resistencia cardiovascular revertían el acortamiento de los telómeros, y, por ende, el acortamiento de la vida.

“Una vez que los telómeros han alcanzado una dificultad crítica, la célula experimenta senescencia y finalmente la muerte celular", explicó Laufs en un artículo de Inverse.

De acuerdo con el estudio, los sujetos fueron divididos en grupos donde realizaron distintos tipos de actividades: algunos caminaron, trotaron, hicieron entrenamiento de alta intensidad a intervalos o levantamiento de pesas en máquinas.

Durante 26 semanas, los participantes realizaron su entrenamiento de elección tres veces por semana, y al final de este perioso, se analizó su sangre para determinar la actividad de la famosa enzima llamada telomerasa, que alarga los extremos de los telómeros con bloques de construcción de ADN .

Los investigadores encontraron que 45 minutos de ‘running’ correspondían a un aumento en la actividad de la telomerasa. No pudieron decir lo mismo de los 45 minutos de levantamiento de pesas o lifting.

Si bien Laufs no puede explicar por qué la actvidad de la telomerasa aumenta con el ejercicio de resistencia cardiovascular y no con el levantamiento de pesas, cree que este efecto se corresponde con la liberación de óxido nítrico, una molécula que se ha demostrado que aumenta la actividad de la telomerasa.

"Este concepto se ha establecido en modelos experimentales/animales y debe probarse en humanos", concluyó Ulrich, agregando que un trote ligero tres veces a la semana sería suficiente para activar este proceso (de aumento de la actividad de la telomerasa).

Resultado de imagen para running gifs

Te puede interesar

LO MÁS VISTO