Contrató a fotógrafa para una sesión de su compromiso y resultado fue humillante

Katie Lepold contrató a una fotógrafa para una sesión de su compromiso, pero acabó denunciándola por redes por el resultado de las imágenes

Sin duda, la etapa del compromiso es una de las más bonitas en la vida de una persona, por ello, la mayoría de las parejas busca retratar este momento de una manera especial, por ejemplo, una sesión de fotos para capturar los mejores momentos del acontecimiento.

Este fue el caso de Katie Lepold, quien buscó por Facebook la ayuda de un profesional de la fotografía para capturar las mejores imágenes del día de su boda.

Todo parecía ir por buen camino. Katie y su futuro esposo eligieron a “Tower Photography” porque les ofreció una oferta de la sesión previa a la boda y la cobertura del evento por 600 dólares, sin embargo, el resultado de la sesión fotográfica no fue el esperado.

Cuando la pareja recibió el paquete de fotografías de su compromiso, Katie se sorprensió por el extremo photoshop que la fotógrafa había puesto en sus fotos. Definitivamente, no era el resultado que ella esperaba.

PUEDES VER: ASÍ LUCEN LAS SENSUALES MUJERES TRANSGÉNERO DE TAILANDIA QUE SORPRENDEN AL MUNDO (FOTOS)

Katie y su pareja aparecían como dos personas delgadas, cuando no lo eran. “Esto no es exactamente lo que pensé que iba a obtener. Ella editó las imágenes demasiado, nos hizo más delgados de lo que realmente somos. Cuando comparamos una imagen al lado de la otra se puede notar que el cambio es realmente dramático. Probablemente eliminó 13 kilos de cada uno de nosotros”, expresó Katie.

“Eso no fue lo solicitado, y sentí que eso era realmente hiriente y que mis imágenes no eran lo suficientemente buenas como para dejarlas en paz. Nosotros no necesitábamos adelgazar en nuestras fotos, somos perfectos como estamos. No le pagué 150 dólares de depósito para que se burlara de nosotros”, agregó.

Katie compartió su historia y denunció a la fotógrafa a través de redes sociales, sin pensar que recibiría una humillante respuesta de parte de ella.

“Y la gente se pregunta por qué reduje mi negocio de fotografía. La semana pasada hice una sesión de compromiso  para una pareja con obesidad mórbida. Solo por la forma en la que fueron “exigentes” con respecto a ciertas cosas durante la sesión, sabía que iba a ser un desastre. En primer lugar, sus cuatro perros rebeldes tenían que estar en la sesión junto al lago, que por supuesto tenía patos. Su camioneta también tenía que ser parte de la sesión, por supuesto estaba estacionada directamente bajo el sol porque no había ni un poco de sombra. Tenía un desastre escrito por todas partes.

Simplemente me ofrecí a anular el contrato para la boda, ya que solo les gustó el 25 por ciento de las 110 imágenes que les entregué; les pregunté si necesitaban algo más para estar conformes. ¿Resolví el problema? Mmmm, no. Olvidé quitar la hierba y las manchas de barro de sus pantalones, y por supuesto no les gustó la iluminación en las fotos de la camioneta aunque les dije que hacia demasiado sol”, respondió la fotógrafa en Facebook.

Los cibernautas no dudaron en darle su apoyo a Katie y criticar el trabajo de la fotógrafa.

"Fotógrafa ignorante. Le pagaron para que tomara las fotos, no para que las editara. No es asunto suyo que sus clientes tengan sobrepeso o no’", fue uno de los comentarios de un suario.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO