Italia endurece sus normas migratorias y niega el ingreso de barco con 629 ilegales

Hace unos días, Italia ha sorprendido a todos tras la reciente decisión que tomaron sus autoridades de prohibir el ingreso de los migrantes ilegales. Los ciudadanos celebraron la medida.

Italia se ha caracterizado por ser uno de los pocos países que ha permitido el ingreso de migrantes ilegales, quienes llegan en gran medida de países de África, los cuales son azotados por el hambre y la pobreza. Por ello, aceptarlos como refugiados era una medida humanitaria que, al parecer, ya no va más en la tierra de la pizza.

NO TE LO PIERDAS: La historia de los zombies del sífilis en las calles de Italia

Esto se puede deducir tras la reciente medida que tomó el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, de impedir el ingreso de una embarcación con 629 migrantes ilegales. “A partir de hoy, Italia comienza a decir no al tráfico de seres humanos, no al negocio de la inmigración ilegal. Mi objetivo es asegurar una vida serena para estos niños en África y nuestros niños en Italia”, expresó en su Twitter.

De esta manera, el ministro confirmó que los puertos italianos se cerrarían ante el ingreso de la embarcación “Aquarius”, la cual en su interior llevaba más de 600 migrantes africanos, que fueron rescatados de las aguas del Mediterráneo.

Como se sabe, en los últimos años, Italia ha sido de los pocos países que ha accedido a recibir migrantes de África y del Medio Oriente, lo cual cambiará a raíz de la nueva declaración de Salvini, que cuenta con el respaldo de la población italiana.

Así, minutos después de la información exhibida por los encargados de custodiar la frontera, el ministro determinó que los puertos serían cerrados y que Malta era el país que debía acoger al navío.

“Es nuestra intención que responda oficialmente a nuestra petición de apertura de sus puertos para poner a salvo a cientos de náufragos presentes en el Aquarius”, dice un extracto de la petición oficial enviada desde el gobierno italiano.

Por su parte, el portavoz del gobierno de Malta aseguró que sus puertos también cerrarían sus puertas ante el ingreso del barco de las organizaciones SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, que rescató a los migrantes, hecho que sólo agravó el destino de las 629 personas, quienes aguardaban el momento para descender a un lugar seguro.

Tras horas de espera sobre las aguas del Mediterráneo, Pedro Sánchez, el nuevo presidente de España, instó a las autoridades a acoger al barco en el puerto mediterráneo de Valencia. A raíz de la negativa de Italia y Malta, el mandatario afirmó que ayudar a aquellas personas responde a una obligación nacional.

TE PUEDE INTERESAR: Twitter: Ella publicó un mensaje racista y los hombres la trolearon de forma épica

“Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional”, dijo Sánchez.

De esta manera, la decisión de Matteo Salvini ha sido objeto de cuestionamientos éticos por parte de las organizaciones que se dedican a salvar las vidas de quienes son abandonados por las humildes embarcaciones que se despedazan mientras navegan por el Mediterráneo.

Pero en el otro extremo tenemos a los ciudadanos italianos, quienes no dudaron en aplaudir esta medida, asegurando que no están en condiciones de seguir recibiendo inmigrantes ilegales.  Así están las cosas en el país con forma de bota.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO