La cruda realidad de los osos en Vietnam, donde los matan para extraer su bilis

Cientos de osos mueren en Vietnam cada año, luego de estar en cautiverio por mucho tiempo, con el fin de extraer su bilis y algunas partes de su cuerpo y luego comercializarlas de forma ilegal.

Una dura realidad de los osos en Vietnam ha preocupado a muchos grupos animalistas en el país y el mundo. Se trata del cautiverio en el que viven varios de estos animales, que son encerrados en granjas durante varios años, para extraer su bilis y comercializarla con fines medicinales.

En países como Vietnam, matan a centenares de osos cada año para extraer partes de su cuerpo y comercializarlas. Una de las materias que extraen de estos animales y que es muy valiosa para los que la comercializan es su bilis, muy apreciada por la medicina tradicional vietnamita, pero cuyo precio disminuyó bastante durante los últimos años.

La bilis, obtenida de la vesícula biliar de los osos, sirve, en teoría, para curar las enfermedades de hígado. Un tratamiento ilegal, pero muy extendido en Vietnam.

Resultado de imagen para osos vietnam

Resultado de imagen para osos vietnam

Sin embargo, ahora, los vietnamitas evitan cada vez más la bilis de los osos en cautiverio y prefieren la de los osos salvajes, considerada más eficaz, pero cuyo precio puede ser doce veces más caro. De ahí, que se ha extendido la preocupación por los osos salvajes, que son cazados con más frecuencia, mientras que los granjeros ya no quieren seguir alimentando a los osos en cautividad.

“Los granjeros nos dijeron que ya no es beneficioso para ellos seguir alimentando a los osos y que les dan menos comida hasta dejarlos morir de hambre”, explicó a la AFP Brian Crudge, director de programa de la ONG Liberad los osos.

Resultado de imagen para osos vietnam

Según un estudio oficial en el que participó Crudge, el número de osos en cautiverio cayó de forma drástica desde 2005, pasando de 4.500 a 800 en la actualidad.

Unos 200 osos fueron enviados a centros de rehabilitación, pero la mayoría de ellos murieron de hambre o bien los ejecutaron para vender algunas partes de su cuerpo, señala el medio. Y es que las patas de oso están muy bien valoradas en el país, para elaborar algunas sopas, mientras que los huesos son utilizados en algunas recetas gastronómicas y las zarpas para hacer joyas.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO