Compartió memes burlones en redes sociales y ahora está a punto de ir presa

¡Insólito! Una joven aún no cree que está a punto de ir presa en us país, por el simple hecho de haber compartido memes irónicos en las redes sociales.

Las redes sociales les dan a las personas el poder de compartir su opinión y hacerse viral. Una forma de expresarse en el ciberespacio es con los populares memes, que se caracterizan por criticar e ironizar situaciones de la vida real, pero ¿sabías que hay un país que puede meterte preso por esto?

Se trata de Rusia, donde Maria Motuznaya, de 23 años, se ha convertido en el centro de la atención tras compartir su insólita historia en Twitter, para contar cómo llegó a formar parte de la lista de “extremistas y terroristas” de su país.

La joven, oriunda de la ciudad de Barnaul, en Siberia, contó que en mayo de este año la policía la buscó por unos memes que había subido a la red social VKontake, algo así como el Facebook de Rusia, y la acusaron de insultar a la gente y sus creencias.

María pasó hoy, 28 de agosto, por su segunda audiencia y, de ser declarada culpable, enfrentará una posible condena de 6 años de prisión por cargos de incitación al odio y ofender los sentimientos de creyentes religiosos. “Compartí varios memes y unas de las imágenes eran de temas religiosos, sobre la Iglesia ortodoxa rusa en particular”, escribió Motuznaya.

¿Y qué dicen los memes por los que podría perder su libertad? Entre las imágenes encontradas por las autoridades rusas se puede observar una en la que un grupo de monjas fuma cigarros, con la frase: “Rápido que Dios no está mirando”. Otra muestra a niños africanos con platos vacíos en sus manos, abajo dice: “El humor negro es como la comida, no todos lo reciben bien”.

“Honestamente, la primera vez, cuando me mostraron la orden de búsqueda, me reí y pregunté: ‘¿Hablas en serio?’. Pensé que era una broma de algún tipo, que tal vez mis amigos estaban divirtiéndose a mi costa. No puedo creer que lo que está sucediendo sea real. Todavía me parece que en cualquier momento me dirán que es una broma “, confesó la joven.

Pero Maria no es ni la primera ni la única rusa que tiene problemas con la ley de su país por compartir memes. En su misma ciudad existen dos personas más que enfrentan escenarios legales parecidos.

Uno de ellos es Daniil Markin, de 19 años, quien aseguró haber estado bajo vigilancia por más de un año. Uno de los memes que subió era uno que comparaba a Jon Snow, el personaje de la popular serie “Juego de Tronos”, con Jesús.

“Ha pasado un año desde que empecé a tener miedo de quedarme dormido, pensando que vendrían a buscarme por la mañana. No quería ir a la cárcel, sentía miedo, como creo que cualquiera sentiría después de una conversación de dos horas con esos tipos”, confesó.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO