Millonario matrimonio extrae semen de su hijo muerto para tener un nieto

El caso de un acaudalado matrimonio británico ha generado todo un debate en las redes sociales, luego de que se diera a conocer que extrajeron semen de su hijo muerto para poder tener un nieto y heredero.

Gran controversia ha generado en las redes sociales la noticia de un acaudalado matrimonio británico que decidió extraer el semen de su hijo muerto para tener un nieto, y por ende, “un heredero”, mediante una gestación subrogada.

Según informó el medio Mail on Sunday, el hijo de esta pareja adulta, cuyas identificaciones se mantienen en el anonimato, tenía 26 años y murió en un accidente en moticicleta. Esta tragedia dejó a la madre del joven en una profunda depresión.

En 2015, luego de la pérdida de su primogénito, la pareja de millonarios, ayudados por un urólogo, decidió extraer una muestra de semen de su hijo para ver la posibilidad de poder tener un nieto y heredero. Sin embargo, este procedimiento era declarado como ilegal en Reino Unido, ya que para llevarlo a cabo necesitaban la autorización del donante, quien estaba muerto.

“El tratamiento estaba en contra de la legislación británica, que exige un consentimiento escrito del donante, y que debe ser entregado a la Autoridad de Embriología y Fertilización Humana”, indicó el medio.

No obstante, tras buscar la forma de poder cumplir su deseo, encontraron una posibilidad en Estados Unidos, donde este tipo de gestación está permitida. El doctor David Smotrich dio a elegir al matrimonio el sexo y características físicas de su futuro nieto (lo que también está prohibido en Inglaterra).

“El matrimonio británico había perdido a su hijo en la más trágica de las circunstancias. Querían desesperadamente un heredero y un nieto y fue un privilegio ser capaz de ayudarles. Pero producir un niño a partir del semen de un muerto es extremadamente raro. Yo lo habré hecho unas cinco veces”, explicó Smotrich.

De acuerdo con el medio británico, fue la mujer del matrimonio quien determinó cuales debían ser los requisitos con los que debía cumplir la madre del bebé, los que definió según los “gustos de su hijo fallecido”.

De esta manera, ambos permanecieron en el estado de California, (Estados Unidos) hasta que se convirtieron en tutores legales del bebé, que actualmente tiene tres años. Luego de esto, volvieron a Inglaterra

Según informó el diario El País, este procedimiento clínico tiene un costo aproximado de más de 128,000 dólares.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO