Consume carne de vaca por error de etiqueta, y ahora quiere le paguen viaje a India para ser “purificado”

Un hombre hindú consumió carne de vaca por error de etiquetado del supermercado donde la compró, y ahora exige al establecimiento le pague viaje hasta la India para que sea "purificado"

Para nadie es un misterio que el consumo de carne de res o de cualquier animal en general está prohibido en algunas religiones del mundo, y, si llegan a ingerirla y desobedecer esta estricta norma, deben someterse a rituales o una especie de “sanación” para “purificarse”, pero, ¿qué pasa si es que algún adepto a estas religiones consume carne de res por error?, ¿se vería obligado a cumplir un ritual de purificación por “violar” la estricta norma de su religión, pese a que lo hizo sin culpa o intención?

Estas son, precisamente, las preguntas que se hicieron varios usuarios luego de conocer el caso de Jaswinder Paul, un hombre hindú que, por error de etiquetado, consumió carne de vaca sin saber que lo estaba haciendo, y, ahora, que se ha enterado que “infringió” una de las normas de su religión al consumir este tipo de carne, quiere que el supermercado donde compró el alimento le pague un viaje hasta la India para ser “purificado” a través de un ritual religioso.

Jaswinder Paul (pictured) claims he bought meat wrongly labelled as lamb from Countdown Blenheim on New Zealand's South Island in September when it was allegedly beef instead

Según ha relatado el hombre, quien compró carne en un supermercado de Nueva Zelanda, en setiembre pasado, llegó a su casa y cocinó el alimento. Cuando la comió, se dio cuenta de que era carne de vaca en lugar de cordero, tal como señalaba la etiqueta.

En la cultura hindú, a la que pertenece el hombre, las vacas son consideradas “sagradas” y su carne no puede ser consumida.

El hombre asegura que, al consumir carne de vacuno, rompió su voto religioso y necesita ir a la India para ser purificado por los sacerdotes. “Según mi religión, tengo que volver a mi país y hacer cosas sagradas durante cuatro o seis semanas. También tengo que ser purificado por sacerdotes y así poder continuar mi camino religioso. Es un proceso largo”, declaró el hombre a stuff.co.nz.

Paul señala que, debido a este incidente, tendrá tendría que cerrar su pequeña empresa para pagar el viaje al extranjero, lo que afectará sus ingresos económicos. Además, indica que su familia le ha dejado de hablar desde que se comió la carne. Por ello y otras cosas más, ha pedido una especie de indemnización al supermercado que le vendió la carne de vaca. No obstante, el negocio ha aceptado su error, pero no quiere entregar lo que el hombre pide y le ha ofrecido un vale regalo de 200 dólares.

El hombre hindú rechazó las disculpas y la propuesta del local y ahora insiste en que el establecimiento le pague el vuelo a la India.

Según informaron los medios locales de Nueva Zelanda, tras no aceptar su solicitud, el hombre ha ido hasta los tribunales para pedir la indemnización al supermercado, alegando que ha roto los votos de su religión por una “negligencia de otra persona”.

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO