• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Explosión de Beirut fue provocada por el mismo químico que Sendero Luminoso usaba en coches bomba

Este material químico se encontraba dentro de los almacenes del puerto de Beirut y era el componente favorito de terroristas para sus criminales acciones.

El material químico es comunmente usado por la industria agrícola, pero ha sido protagonista de accidentes y atentados terroristas con resultados desastrozos. | Fuente: Composición.

El material químico es comunmente usado por la industria agrícola, pero ha sido protagonista de accidentes y atentados terroristas con resultados desastrozos. | Fuente: Composición.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 05 Ago 2020 | 14:55 h

La explosión ocurrida en el puerto de Beirut, Líbano el pasado martes 4 de agosto se ha convertido en una de las tragedias más grandes de los últimos años. Los reportes de medios locales y agencias de noticias con corresponsales en la zona informaron que las 2,750 toneladas de nitrato de amonio, conocido también por sus siglas en inglés ANFO, que se encontraban almacenadas en un edificio del puerto fueron la causa de la descomunal detonación que ha dejado 78 muertes, más de 4,000 heridos y daños masivos a los bienes materiales de la ciudad.

Tal y como condena el primer ministro libanés Hasan Diab, el contener este material químico en grandes cantidades dentro de un recinto sin las normas de regulación adecuadas es un acto negligente que, como demostraron los hechos, puede acabar en una desgracia. “Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2,750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas. Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio sobre este tema” dijo Diab en una reunión con el Consejo Superior de Defensa de Líbano.

PUEDES VER: LÍBANO: DEVASTADORA EXPLOSIÓN EN EL PUERTO DE BEIRUT PROVOCA CUANTIOSOS DAÑOS Y CIENTOS DE VÍCTIMAS [VIDEO]

La explosión de Beirut ha llevado a muchas personas a preguntarse por el químico que provocó la tragedia en el país de Medio Oriente y, para su sorpresa, se trata de componente que también ha provocado estragos en esta parte del mundo, concretamente, durante la época más oscura de la historia peruana moderna.

¿Qué es el nitrato de amonio y cuál es su uso?

El ANFO es un compuesto químico de naturaleza sólido-cristalina utilizado comúnmente por la industria agrícola como fertilizante. Debido a esto, el nitrato de amonio es fabricado en grandes cantidades para suplir la alta demanda que existe en el mundo por él, dado que también es empleado por el sector minero en diversos países.

Pese a esto, el componente también es utilizado en la fabricación de explosivos debido a que, al ser expuesto a altas temperaturas, produce una reacción con grandes valores de impacto y potencia. “Con una gran cantidad de producto almacenado, una temperatura superior a 300 grados es suficiente para hacerla estallar, algo que se puede lograr fácilmente con un incendio” detalló Luis Carlos Dias, profesor de química de la Universidad de Campinas en Brasil, a BBC.

Es por dicha razón que el almacenamiento de este componente químico se debe hacer bajo un reglamento estricto. Algunas de las condiciones que debe cumplir el recinto para poder ser considerado como un lugar seguro para el ANFO incluyen medidas de protección ante incendios además de la ausencia de desagües, tuberías y otros depósitos donde se pueda acumular el material, ya que esto crearía otro explosivo.

Por supuesto, el material se vuelve más peligroso mientras más tiempo permanezca guardado ya que empieza a absorber humedad y se convierte en una roca que, con un simple choque, puede generar la combustión necesaria para que estalle.

Un extenso historial de tragedias

Debido a lo peligroso que puede resultar, el nitrato de amonio ha sido protagonista de múltiples accidentes y atentados premeditados a lo largo de la historia, valiéndose de su naturaleza altamente explosiva.

En 1994, un artefacto que contenía este componente químico estalló dentro de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), acabando con la vida de 85 personas y provocando graves heridas en otras 300. Hasta la fecha, este suceso es considerado como uno de los atentados más trágicos de la historia de Argentina y, 26 años después de lo ocurrido, no se ha encontrado al culpable. Algunas teorías que se manejan apuntan al movimiento Hezbolá que habría actuado bajo mandato de Irán, pero es algo que nunca ha sido confirmado y que el país acusado se ha encargado de negarlo todo este tiempo.

El ANFO también fue utilizado por el supremacista blanco Timothy McVeigh para cometer un atentado contra un edificio federal de Oklahoma, Estados Unidos que mató a 168 personas y destruyó el lugar de los hechos. Según relatan los archivos policiales del caso, el genocida utilizó dos toneladas de nitrato de amonio para crear dicha bomba.

El acontecimiento más devastador relacionado con el uso del componente químico ocurrió en la Bahía de Galveston, Estados Unidos en 1947. Un barco con un cargamento de más de 2,000 toneladas de ANFO explotó, provocando la muerte de al menos 581 personas que se encontraban en el puerto de la ciudad mientras el vehículo se encontraba atracado.

El nitrato de amonio y Sendero Luminoso

El grupo subversivo más aborrecido por los habitantes de Perú también utilizó este componente químico en sus múltiples fechorías, siendo el más desastroso el atentado de la calle Tarata ocurrido en Miraflores, Lima en 1992. Según la Comisión de la Verdad y Reconciliación, la asociación terrorista comandada por Abimael Guzmán usó dos coches-bomba cargados con 400 kilos de dinamita y nitrato de amonio para generar la explosión que acabó con la vida de 25 personas, provocó decenas de heridos y generó destrozos a 300 metros a la redonda del lugar.

Ya sea por accidente o por uso premeditado, el nitrato de amonio ha cobrado la vida de miles de personas a través de los años y es pertinente que, ahora que se ha suscitado una nueva tragedia relacionada a su uso, se tome conciencia que componentes químicos de este tipo deben ser manipulados con sumo cuidado. Lo que es utilizado como un simple fertilizante día a día puede provocar desgracias de escalas colosales.