• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

¡Sorprendente hallazgo! Científicos descubren que las marmotas se comunican y tienen sus propios dialectos

Un estudio científico encontró que las marmotas poseen dialectos y hacen uso de ellos para comunicarse entre poblaciones distintas.

¡Sorprendente hallazgo! Científicos descubren que las marmotas se comunican y tienen sus propios dialectos

¡Sorprendente hallazgo! Científicos descubren que las marmotas se comunican y tienen sus propios dialectos

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 13 Sep 2020 | 21:42 h

Los animales, aunque muchas veces creamos lo contrario, poseen diversas formas de comunicarse que van incluso más allá de nuestra imaginación. Este es el caso de las abejas, cuya compleja organización social ha sido motivo de estudio y se ha descubierto el peculiar modo en que estas comunican a las demás dónde se encuentra alguna flor con polen.

Ahora, le toca el turno a las marmotas que, si bien su forma de comunicación no es tan compleja como el de las abejas, no cabe duda de que sí es algo que los científicos no imaginaron desde un principio. Resulta que un estudio que fue publicado en le medio especializado Behavioral Ecology and Sociobiology encontró que los gritos de las marmotas varían según su población, lo que significa que poseen dialectos que les permitirían poder reconocer a quienes no pertenecen a estas, así como avisar de la presencia de algún depredador, entre otras cosas.

“Las marmotas son capaces de reconocer el chillido de las miembros de su población, incluso, en una grabación, y hemos visto que responden más temerosas si no saben quién es la emisora”, explica Mariona Ferrandiz, quien es ecóloga y autora del estudio.

TAMBIÉN PUEDES VER: ¿QUIERES SABER SI DONDE VIVES EXISTÍAN DINOSAURIOS? CON ESTE MAPA INTERACTIVO PODRÁS AVERIGUARLO

El estudio en cuestión también indago sobre el motivo de la variación en el lenguaje de las marmotas, y encontró que no dependían de la región ni de su genética.

“Así como los dialectos humanos varían, sobre todo, en función de donde vivimos, hemos visto que en las marmotas no es así. Aunque desconocemos por qué cada población chilla de una manera, podría tratarse de un aprendizaje de padres y madres a hijos o del entorno social”, aclaró la ecóloga.