• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Nuevo objetivo: SpaceX y la NASA buscarán agua en la Luna en 2023 con la ayuda del rover VIPER

Mediante el programa Artemisa, la agencia espacial estadounidense y la compañía de Elon Musk pretenden llevar a la humanidad de regreso a la Luna junto a un rover que buscará fuentes de agua en su superficie.

Las dos gigantes de los viajes especiales se preparan para una misión que preparará el camino para el futuro de la exploración espacial./Fuente: NASA.

Las dos gigantes de los viajes especiales se preparan para una misión que preparará el camino para el futuro de la exploración espacial./Fuente: NASA.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 14 Abr 2021 | 15:50 h

El Espacio Exterior continúa siendo todo un misterio para los seres humanos y esto incluso se extiende a ciertos cuerpos celestes que llevan años siendo estudiados por algunas de las instituciones más importantes de la astronomía. Esto se aplica especialmente a la Luna, la cual, pese a ser el satélite de la Tierra, aún alberga misterios que aguardan por ser descubiertos. Con esta idea en mente, SpaceX y la NASA se han unido para una misión que cambiará la concepción que se tiene de la Luna.

Tal como reportó el portal TechCrunch, la agencia espacial estadounidense y la empresa del magnate Elon Musk sumarán fuerzas para enviar un Falcon Heavy, una de las naves espaciales menos utilizadas por la compañía, a nuestro satélite. La idea es que esta misión forme parte del Programa Artemisa, el cual pretende regresar a la humanidad a la Luna en 2023, y que sea la que transporte un módulo de aterrizaje de Atrobotic junto a VIPER, el rover de la NASA que buscará reservorios de agua en la superficie lunar.

PUEDES VER:

La idea es que, a finales de 2023, el Falcon Heavy lleve estos dispositivos a la Luna como parte del programa ideado por la NASA. La detección de este líquido será de vital importancia para que las siguientes misiones de Artemisa marchen de forma óptima, tal como tiene planeado la agencia espacial de EE.UU. Si bien esta es la primera operación que este cohete de SpaceX llevará a cabo, no será la primera que se encargará de transportar aterrizadores al satélite terrestre.

Volatiles Investigating Polar Exploration Rover (VIPER) es el robot explorador con el que la NASA pretende lograr esta hazaña. La agencia programará su aterrizaje al sur de la Luna y, en dicha zona, el rover pasará 100 días trabajando. VIPER explorará el entorno relativamente cercano pero extremo de la Luna en busca de hielo de agua y otros recursos potenciales. La información crítica que proporcione nos enseñará el origen y la distribución del agua en la Luna y ayudará a determinar cómo podemos aprovechar los recursos de la Luna para la futura exploración espacial humana, mencionó la agencia en su página web oficial.

Esta misión será crucial para el futuro de la exploración espacial dado que, con el establecimiento del Programa Artemisa, se espera que los viajes a la Luna se vuelvan más comunes; primero mediante los constantes ir y venir de los astronautas, pero también se contempla la posibilidad de que los viajes espaciales turísticos comiencen a aparecer durante esas fechas. Lo que pretenden las agencias espaciales de todo el mundo es que el satélite de la Tierra se convierta en una especie de laboratorio.

Como fue mencionado, esta no será la primera misión que lleve un aterrizador a la Luna ya que la NASA prepara varios despegues programados para 2022 que transportarán estos dispositivos a la superficie lunar de las marcas Masten e Intuitive Machines. No obstante, se espera que estas fechas pactadas se lleguen a retrasar considerando la pandemia que aqueja al mundo actualmente. El Programa Artemisa es solo el primer gran paso para el proyecto que pretende llevar a astronautas a Marte a finales de la década.