• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Review: Ghost of Tsushima, la sombra del honor

Pudimos probar desde hace varios días Ghost of Tsushima, y tras más de 30 horas, les voy a compartir lo que opino del juego.

Ghost of Sushima

Ghost of Sushima

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 14 Jul 2020 | 12:00 h

De los creadores de la saga Infamous y Sly Cooper, tenemos ahora al nuevo exclusivo para la PlayStation 4: Ghost of Tsushima; título de acción/aventura y sigilo del que tuve la fortuna ver personalmente en una demo en el E3 2018, evento en que lo presentaron. Sucker Punch Productions, otra de las subsidiarias plataformeras de Sony Interactive Entertainment, empezó con su desarrollo poco después de Infamous Second Son.

*Por Erich García

aweita.pe

Para este juego, lo que querían era crear una experiencia de mundo abierto en el que el jugador tenga la absoluta libertad para dirigirse a donde quiera o hacer lo que le plazca, viviendo la experiencia de ponerte en los zapatos -o en este caso, geta-de un samurai.

Es así que, gracias a la gente de PlayStation Latinoamérica, hemos podido probar desde hace varios días Ghost of Tsushima, y después de más de 30 horas -y muchas más luego de terminarlo- les voy a compartir lo que opino del juego, que por cierto se lanza en 3 días.

Listos los preámbulos, así que empecemos.

CALIENTE

Probablemente los aspectos más destacados del juego pasan por su narrativa y, sobre todo, por su estética.

aweita.pe

Sobre lo primero, vale comentar que nos pondremos en el papel de Jin Sakai, un samurái de los que defendieron el territorio japonés de la primera invasión del Imperio Mongol en 1274. Después de una serie de sucesos, Jin se verá obligado a hacer frente al ejército mongol y a su líder Khotun Khan -personaje ficticio, primo de Kublai Khan, el verdadero gran Khan que dirigió la invasión-, pero en el camino tendrá que enfrentar el hecho de que solo y con su modo samurái de resolver las cosas, no le será suficiente para vencer a sus enemigos y proteger Tsushima, su hogar.

El juego se divide en tres actos claramente estructurados como introducción, nudo y desenlace del juego. Temporalmente es lineal con ciertos flashbacks como recurso ocasional para explicar la historia. El equipo de Sucker Punch no quiso tomarse las atribuciones grandilocuentes en narrativa, que tanta crítica le trajeron recientemente a otros estudios de SIE como Naughty Dog con The Last os Us: Parte 2.

aweita.pe

Toda la historia del juego se explica en la seguidilla de misiones principales denominada Jin’s Journey o El Viaje de Jin, en español. Fuera de ella, tendremos dos tipos de misiones secundarias: las quest generales llamadas Tales of Tsushima (Relatos de Tsushima) y las especiales llamadas Mythic Tales (Relatos Míticos). Estos dos tipos de misiones son absolutamente opcionales, pero en la mayoría de casos totalmente recomendables; ya sea porque brindan recompensas que ayudan en el progreso del juego o porque complementan el contenido de la trama.
Además de las misiones, encontraremos diversos coleccionables como santuarios de Inari (zorros), las populares onsen (aguas termales), santuarios dedicados a los kami (dioses), entre otros. Todo ello, dando un gran valor de rejugabilidad.

Pasemos a lo que verdaderamente brilla en el juego: su estética.

aweita.pe

Tal y como ya habíamos podido apreciar desde que se anunció el juego, apreciar los paisajes que ambientan Ghost of Tsushima es todo un deleite. La paleta de colores, el uso del teleobjetivo, las partículas implementadas. El trabajo de fotografía, iluminación y de música ambiental del equipo creativo y de arte de Jason Connell, te quita el aliento. Evidentemente, mucho de esto está inspirado en el trabajo del mítico director cinematográfico japonés Akira Kurosawa, muy conocido por su estilo característico en películas de la talla de Shichinin no samurai (Los Siete Samuráis) o Rashomon, para el cual, han dedicado incluso un filtro especial del juego.

Nota: Si tienes una PS4 Pro, tienes adicionalmente la opción de activar modo Better Framerate, limitando la resolución a 1080p pero con una jugabilidad más fluida a 60 fps; o el modo Higher Resolution en la que tienes resolución dinámica hasta 2160p (4K) pero con fluidez a 30 fps.

aweita.pe

El jugar con el enfoque del teleobjetivo, el inclemente clima, entre otros, son elementos que a menudo encontraremos en el juego, además de ser reforzados con la implementación de un modo foto, que dadas las características comentadas líneas arriba, sería pecado no haberlas incluido.

Por momentos me hizo dudar si verdaderamente este juego estaba corriendo en una PS4 Pro. Como agregado, un aspecto interesante para mantener la inmersión que te da la estética del juego, es lo minimalista que es el HUD.

TIBIO

Pese a que el nivel de dificultad se podía ajustar y la intención expresa de los desarrolladores es crear un juego accesible para todos, sinceramente no sentí mayor reto en el modo normal. Para quienes vienen de títulos como Sekiro Shadows Die Twice o Nioh, Ghost of Tsushima ofrece una menor cantidad de estrategias para enfrentar enemigos. Hay un cambio de patrón de ataque que cambia conforme avanza la pelea con jefes, pero en general es muy repetitivo en enemigos comunes. Personalmente recomiendo que, si has jugado los juegos antes mencionados, inicies directamente en el modo difícil.

aweita.pe

Ojo, esto es una impresión personal, porque de experiencias como con juegos como Cuphead o Dark Souls, sabemos que hay gente que no tolera la dificultad en videojuegos -y, en algunos casos, viene de la propia prensa especializada-.

Por otro lado, me parece que jugado otros títulos como Assassin’s Creed Odyssey ha hecho que mi valla en juegos de mundo abierto en mapas grandes sea demasiado alta. Ghost of Tsushima tiene ese mismo tenor y se nota que está inspirado en el mismo, pero queda corto en algunos aspectos jugables, como batallas especiales, navegación, entre otros. El hecho que esté ambientado históricamente en una invasión mongola durante siglo XIII podría limitar, pero me hubiese gustado ver más acción naval, dado que las tácticas samurái durante ese conflicto, pasaban por invadir barcos mongoles constantemente.

Sé que tampoco se podía usar una variedad de armas extensa, y sobre todo katanas, ya que para los samuráis dichas espadas tenían un valor más allá que el de una simple herramienta. Por ello entiendo que, salvo herencia familiar, estas magníficas armas eran irremplazables y hubiese sido incongruente que no lo fueran.

FRIO

Dos son mis quejas con Ghost of Tsushima: la primera es la poca variedad de enemigos, además del estilo de pelea de los mismos.
Esencialmente tienes 4 tipos de enemigo básico: espadachín con espada doble, espadachín con escudo, lancero y bruto -que generalmente tiene doble hacha, martillo, o una escopeta rudimentaria-. Para cada uno de ellos, hay un tipo de postura de combate específica que debes ir reforzando conforme avanzas en el juego, pero los patrones de ataque son tan repetitivos, que a veces ni siquiera necesitas tener desarrollado un tipo de postura de combate para poder hacerles frente. A veces me ha bastado saltar constantemente y dar golpes verticales de katana hasta que alguno logre penetrar las defensas rivales y así terminar de encadenar golpes mortales.

Si bien esto no me molesta tanto de enemigos regulares -y como dije anteriormente, se puede ajustar la resistencia enemiga mediante la dificultad del juego- lo que me decepciona es que algo similar ocurre con los jefes. Lo más épico de estas peleas pasa por los diálogos, la fotografía y la música ambiental, pero no por un estilo de pelea diferenciado de cada jefe. Salvo por el arma, los patrones de ataque de jefes suelen ser muy similares -no hay técnicas especiales únicas, por si te esperabas algo a lo Rurouni Kenshin- y solo cambian un poco cuando les queda poca vida. Sinceramente, esperaba más.

El segundo punto, y probablemente una dolencia de los juegos de mundo abierto a la que ya estamos acostumbrados: los bugs. Aunque no son constantes, a veces ocurren en momentos inoportunos y cortan la inmersión del juego. A pesar de esto, debo confesar que algunos son muy graciosos, como el que muestro a continuación.

Como bonus algo que odié fue que, al momento de luchar, no puedes fijar cámara en un enemigo, como sí sucede en casi cualquier otro título de acción y sigilo; lo cual conlleva a la incomodidad de tener que ver tu vista de campo obstruida constantemente por elementos del entorno -los cuales gracias al diseño artístico, abundan-. Esto, amigos de Sucker Punch, no añade reto, sino incomodidad y frustración.

CONCLUSIONES

Ghost of Tsushima ha resultado un experimiento nuevo para Sucker Punch, y aunque es un título que entretiene y engancha, además de brillar por su dirección artística; tiene todavía algunos espacios de mejora. Algunos se pueden corregir con un parche, pero otros están errados desde el concepto y quedarán indefinidamente. Lo rescatable de esto es que quienes hayan soñado con un título que les permita ponerse en la piel de un samurái, por fin tendrán algo que se acerque a su utopía y les brinde satisfacciones; aunque de momento, tampoco resulte ser una panacea.
Recomiendo este título para todo jugador que sea fan de los juegos de acción aventura de mundo abierto, que no deseen lidiar con la dificultad de títulos como Sekiro porque su paciencia no lo resistiría, y que admiren los componentes cinematográficos de un videojuego. Cabe recordar que este es un título para mayores de edad.

TEMPERATURA: 85°/100°

Nota: Este review fue realizado con una copia digital de prensa brindado por Sony Interactive Entertainment para PlayStation 4 y fue realizado en base a la experiencia de juego en una PS4 Pro.