• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Diego Armando Maradona: La batalla legal que emprendió contra Konami por el uso de su imagen en PES

Uno de los episodios más recordados en la vida del astro del fútbol y la industria de los videojuegos fue el enfrentamiento legal entre él y Konami por su aparición en Pro Evolution Soccer 2017.

Diego Armando Maradona se enfrentó a Konami por el supuesto uso de su imagen sin autorización para el videojuego PES 2017./Fuente: Composición.

Diego Armando Maradona se enfrentó a Konami por el supuesto uso de su imagen sin autorización para el videojuego PES 2017./Fuente: Composición.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 25 Nov 2020 | 16:01 h

La muerte de Diego Armando Maradona ha conmocionado al mundo entero. El ex futbolista, quien es recordado por haber sido el capitán de la selección argentina que campeonó en la Copa Mundial México ‘86 y por su exitosa carrera en el “deporte rey”, falleció a causa de un paro cardiorespiratorio tras someterse a una operación en la cabeza. La pérdida ha afectado a toda Argentina, cuyo presidente ha declarado 3 días de duelo nacional, y a miles de fanáticos del balompié alrededor del mundo.

Al ser una figura tan reconocida en el ámbito futbolístico, Maradona no fue ajeno a la industria de los videojuegos y, para ser más específico, a los simuladores de este deporte que tantos aficionados tiene alrededor del planeta. Sin embargo, incluso a día de hoy se recuerda el altercado que hubo entre el “eterno 10” y la desarrolladora japonesa Konami, responsable de la exitosa franquicia Pro Evolution Soccer o PES (conocido como Winning Eleven en Japón).

PUEDES VER: LEO MESSI CONMUEVE CON MENSAJE DE DESPEDIDA, TRAS ENTERARSE DE LA MUERTE DE MARADONA

El relato va así: el 29 de marzo de 2017, mientras se encontraba explorando YouTube, Maradona halló un video elaborado por el usuario Weedens en el que se puede apreciar un compilado de sus mejores momentos dentro del videojuego Pro Evolution Soccer 2017, la entrega que por ese entonces era la más reciente en la franquicia de simuladores de fútbol de Konami. Pese a que el material no fue creado con alguna mala intención de por medio, el hecho de que el título usó su imagen enojó al astro argentino.

Usando sus cuentas en redes sociales, Maradona expresó su disconformidad con su aparición en el videojuego, lo que lo llevaría a emprender una batalla legal contra la desarrolladora. “Ayer [miércoles 29] me enteré que la empresa japonesa Konami utiliza mi imagen para su juego PES 2017. Lamentablemente, mi abogado Matías Morla les iniciará las acciones legales correspondientes. Espero que esta no sea una estafa más…”, indicó el ex futbolista en su comunicado.

Tras iniciarse el proceso, la compañía fue firme en señalar que no habían utilizado la imagen de ningún jugador cuya licencia no hubiese sido contratada, asegurando que los derechos para usar a Maradona dentro de PES fueron concedidos por el F.C. Barcelona, club español de fútbol con el que la desarrolladora formó una alianza durante esta época. “Actualmente, ha habido algunas noticias de que en Winning Eleven 2017 [nombre del videojuego en Japón] hay un jugador que ha sido utilizado sin permiso (…) Sin embargo, nuestra compañía lo está usando apropiadamente, con base en las licencias con las que contamos en contrato”, dijo Konami.

Cuando llegó el momento de la negociación, pasaron varios meses en los que Matías Morla, defensa del ex futbolista, y la firma de abogados de Konami trataron de hallar una solución a la disputa. Al final, ambos bandos llegaron a un acuerdo en el que Konami podría usar la imagen de Maradona para PES hasta el 2019 a cambio de una remuneración de $1 millón. El dinero que le fue entregado por la compañía japonesa fue donado por Maradona a Azucena, un humilde pueblo que se ubica cerca a la ciudad de Tandil en Buenos Aires, Argentina. Los fondos fueron usados para apoyar la escena deportiva juvenil de la locación.

No cabe duda de que este episodio es uno de los muchos tantos por los que el astro de México ‘86 pasó en vida. Los excesos y escándalos que experimentó a lo largo de sus 60 años son solo una pequeña fracción del espectro de lo que significó “el Diego” tanto para la escena futbolística de Argentina como para la del fútbol mundial.