Se obsesionó con los selfies para ganar más popularidad, pero un trágico accidente arruinó sus planes

Selfie mortal. Tony Kelly jamás imaginó que un inofensivo autorretrato le ocasionaría la muerte. Su caso se volvió viral en redes sociales.  

Le quedaba un sinfín de aventuras por vivir, pero el destino le jugó una mala pasada a una joven llamada Toni Kelly, de 24 años, que gustaba de tomarse selfies para agradar a sus más de 2.000 seguidores que tenía en Instagram, solía compartir fotos en situaciones y lugares diferentes.

TE PUEDE INTERESAR: Mujer ebria subió a un refrigerador, perdió el equilibrio y terminó haciendo el ridículo (VIDEO)

No obstante, algo trágico sucedió cuando atinaba tomarse un selfie en la ventana de su apartamento, se tropezó y terminó cayendo aparatosamente al suelo desde el segundo piso, ocasionándole severas contusiones en el cuerpo y cráneo. Inmediatamente fue derivada a urgencias, donde los médicos le diagnosticaron muerte cerebral.

Su mamá viajó inmediatamente desde Nueva Zelanda para estar con ella en los momentos difíciles; sin embargo, nada se pudo solucionar y terminó por perder la vida en una camilla de un hospital. La familia lanzó una iniciativa web para recaudar fondos en la plataforma Givalittle, por lo que recibió más de 30 mil dólares en donaciones.

ÚLTIMO DESEO

Por otro lado, los familiares de la víctima confirmaron que sus órganos serían donados para salvar a otras personas en Reino Unido que los necesite, pues su hija había determinado que ese sería su último deseo.

 Su hermana, Stacey Kelly, compartió en Facebook un conmovedor mensaje. “Solo quiero agradecerles desde el fondo de mi corazón por el apoyo sin fin que nos dieron hasta ahora. No tenemos palabras y no podemos esperar que vuelva a casa”, finalizó.

NO TE LO PUEDES PERDER: Era atacada por un ladrón, pero un valeroso perro entró en acción y se convirtió en héroe (VIDEO)     

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO