• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

'Influencers' mexicanos compran ilegalmente un cocodrilo bebé para ser famosos en TikTok (VIDEO)

Los jóvenes compraron al pequeño reptil en un mercado Acapulco, donde la venta de este animal es muy común.

Influencers compran ilegalmente un cocodrilo bebé

Influencers compran ilegalmente un cocodrilo bebé

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 06 Jul 2020 | 17:57 h

Estos adolescentes provenientes de México adquirieron un cocodrilo bebé en un mercado de Acapulco, donde la práctica de vender estos animales es lamentablemente común. Aunque los jóvenes pensaron que ganarían más seguidores, les llovieron decenas de críticas su insensibilidad y falta de respeto hacia el reptil.

aweita.pe

En los últimos meses, se ha visto cómo las redes sociales han ido cambiando a la nueva generación, dando paso a la famosa y controversial cultura de los influencers y tiktokers. Esta nueva tendencia tiene tanto aspectos positivos como negativos, y en este último uno de los peores es cuando estos jóvenes cometen actos inescrupulosos para llamar la atención a como dé lugar.

Esta vez, un grupo de adolescentes de Acapulco (México) fue responsable de una escena sumamente cruel. En un video publicado en TikTok, se ve a los jóvenes Mau Otero y Estefi Merelles comprando una cría de cocodrilo salvaje en un mercado aledaño.

La razón por la que lo compraron, no era para criarlo ni cuidarlo: sólo querían grabarlo en un video y publicarlo en TikTok para recibir 'likes' y comentarios de sus seguidores. En el clip, la vendedora del mercado aparentemente les explica los cuidados que deben tener con el cocodrilo bebé, aunque obviamente ella no es alguien experta en el asunto. Lo peor viene después, cuando ambos van en un auto jugueteando y molestando al pequeño reptil que, teniendo el hocico amarrado con una banda elástica, no puede ni siquiera dar un tarascón.

Lamentablemente en el estado de Guerrero, donde se ubica Acapulco, el tráfico ilegal de animales es muy habitual: algunas personas van a las lagunas cercanas por la noche, cazan a los cocodrilos con un palo, les ligan el hocico y los venden en carreteras o mercados.

Estos 'influencers' ya fueron fueron contactados para devolver al cocodrilo y, probablemente, recibirán una sanción administrativa por haber publicado un video del delito. Esperemos que este tipo de conductas no se repitan, y haya más respeto hacia los animales.