• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Adolescente se gasta más de 21.000 dólares en un videojuego usando los ahorros de sus padres

Para darle una lección y comprenda lo arduo que es conseguir dinero, su progenitor le exigió trabajar en un taller de reparación de escúteres.

Joven se gasta más de 21.000 dólares en un videojuego usando los ahorros de sus padres

Joven se gasta más de 21.000 dólares en un videojuego usando los ahorros de sus padres

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 08 Jul 2020 | 23:00 h

Un joven de la India de 17 años se gastó 1,6 millones de rupias, es decir 21.433 dólares por jugar el videojuego 'PlayerUnknown's Battlegrounds (o PUBG)' mediante operaciones realizadas desde cuentas bancarias de sus padres, según revela el medio Tribune India.

Según la versión de los padres, su hijo les dijo que estaba usando su smartphone para supuestamente estudiar en línea. Es por ello que el menor podía tener acceso a tres cuentas bancarias, las cuales usaba para comprar elementos y accesorios para la personalización de los personajes del videojuego, así como munición virtual, artillería y otros componentes.

aweita.pe

Finalmente, el matrimonio se enteró de los gastos del joven gracias a los informes del banco, a pesar de que el chico encubría las transacciones y transfería dinero de una cuenta a otra para evitar un saldo nulo. "Estuvo usando el teléfono de su madre durante bastante tiempo, pero ella no estaba muy atenta y no se dio cuenta", reveló el padre del chico. Según el medio Indian Express, también suprimía mensajes sobre las operaciones desde el teléfono.

El pareja tenía el dinero ahorrado para gastos médicos del padre, el fondo de previsión de su madre y el futuro estudiantil del hijo, que también usó el dinero de su propia cuenta bancaria.

El matrimonio decidió darle un escarmiento digno de seguir y "se dé cuenta de lo difícil que es ganar dinero", el padre obligó a su hijo a trabajar en un taller de reparación de escúteres. "Simplemente, no puedo dejar que se quede inactivo en casa y no puedo darle un teléfono móvil ni siquiera para los estudios. […]. Ahora no tengo esperanza, ya que el dinero se ahorró para el futuro de mi hijo", se lamenta el progenitor.