• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

"Lo arrojé lejos mí y lo mandé a volar": Anciana japonesa de 82 años se enfrenta a un oso salvaje y sale victoriosa (VIDEO)

Una anciana japonesa estaba por ser atacada por un oso, pero esta se dio cuenta y se enfrentó al animal, quien huyó despavorido.

"Lo arrojé lejos mí y lo mandé a volar": Anciana japonesa de 82 años se enfrenta a un oso salvaje y sale victoriosa (VIDEO)

"Lo arrojé lejos mí y lo mandé a volar": Anciana japonesa de 82 años se enfrenta a un oso salvaje y sale victoriosa (VIDEO)

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 24 Jul 2020 | 21:27 h

Los ataques de animales salvajes hacia los humanos, como lo pueden ser un tiburón, una serpiente, un león o un tigre, no siempre terminan bien, ya que estos suelen ganar a sus rivales por la fuerza que poseen. Pese a ello, existen casos que son la excepción a esta regla. Y esto resultó ser así para una anciana japonesa de 82 años que se enfrentó a un oso salvaje y vivió para contarlo. Sin embargo, lo más increíble del caso es que, al parecer, a la anciana no le costó mucho trabajo enfrentarse al oso, ya que describió cómo fue que lo “mandó a volar” muy lejos de ella.

Se trata de Rumiko Sasak, quien se encontraba haciendo labores de jardinería en el patio trasero de su casa. De repente, la anciana se dio cuenta de que un gran oso estaba acercándose para abalanzarse sobre ella. A pesar de que solo le dejó algunos arañazos, la anciana logró enfrentar al animal con un golpe muy fuerte en el hocico, hecho que obligó al oso a salir despavorido del lugar.

Según una entrevista para el medio especializado Sora News, la octogenaria explica que este animal debe haber tenido, por lo menos, un metro y medio de alto y detalló cómo es que ocurrió todo.

“Lo arrojé lejos mí y lo mandé a volar. Creo que también lo golpeé varias veces. Luego se fue corriendo”, declaró.

Por su parte, la asociación local de cazadores de aquella región en donde la anciana vive, asegura que se han registrado más de 250 avistamientos de osos negros en el año. Sin embargo, recalcan que este caso es el primero conocido de un ataque de estos a un ser humano.