• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Irwin Tumiri, el sobreviviente de la tragedia Chapecoense vuelve a salvarse de la muerte en Bolivia

En una carretera de Bolivia, un autobús se cayó a 150 metros y provocó la muerte de 21 personas. Entre los sobrevivientes estaba Irwin Tumiri, quien también se salvó de la tragedia Chapecoense.

El técnico de vuelo boliviano se salvó de dos tragedias.

El técnico de vuelo boliviano se salvó de dos tragedias.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 04 Mar 2021 | 16:54 h

Erwin Tumiri es un joven técnico de vuelo originario de Bolivia que se ha vuelto noticia en las últimas horas gracias a que se salvó dos veces de la muerte.

Sus testimonios parecen extraídos de una película de acción, pero lo cierto es que sus experiencias son totalmente reales. Erwin fue uno de los seis sobrevivientes de la tragedia Chapecoense, suceso que ocurrió en noviembre de 2016 y donde murieron 71 personas cuando el avión de la compañía LaMia tuvo un accidente en Colombia. La mayoría de fallecidos eran parte del equipo de fútbol brasileño.

aweita.pe

Ahora, el joven boliviano vuelve a sobrevivir a otra tragedia. El pasado 2 de marzo, 21 personas murieron en un accidente vial que ocurrió en la carretera entre Cochabamba y Santa Cruz (Bolivia). El autobús que transportaba a los pasajeros cayó a un precipicio de unos 150 metros de profundidad.

Erwin fue uno de los 45 pasajeros que pudo salir con vida, aunque resultó herido. “El bus estaba corriendo, ahí me agarré del asiento delantero, sabía que nos íbamos a accidentar, porque íbamos a gran velocidad… Yo seguí agarrándome, no me desparramé hasta que llegamos al suelo”, relató al diario 'Los Tiempos'.

aweita.pe

Horas después del accidente, el técnico fue operado y actualmente se encuentra estable.

Según las declaraciones que brindó a CNN, Erwin, tras estas dos experiencias cercanas a la muerte, planea valorar más la vida, la amistad y su relación con Dios.

NO TE VAYAS SIN LEER: PIURA: NIÑA ESCRIBE CARTA DE AGRADECIMIENTO A MÉDICOS POR SALVAR LA VIDA DE SU PADRE