• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Colegio católico de Barcelona denuncia a técnico de PC por exponer a sacerdote con material pederasta

La institución educativa Jesús, Maria i Josep ha querellado a un informático, luego de que este denunciara a un cura con más de 39 GB de material pedófilo almacenado en su laptop con la Policía.

El material hallado en la laptop del sacerdote consta de más de 39 GB de pornografía infantil./Fuente: Getty Images.

El material hallado en la laptop del sacerdote consta de más de 39 GB de pornografía infantil./Fuente: Getty Images.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 25 Abr 2021 | 12:28 h

Un nuevo caso en el que se evidencia el siempre controversial dilema moral entre ceñirse a las cláusulas de un contrato laboral o denunciar un claro e indignante delito ha aparecido en estos últimos días en Barcelona, España. El colegio católico Jesús, Maria i Josep ha denunciado a un técnico de computadoras luego de que éste expusiera a un sacerdote asociado a la institución con más de 39 GB de pornografía infantil almacenados en el disco duro de su laptop.

Tal como señala El Periódico, este informático -que ha preferido permanecer en el anonimato- fue encargado por el mismo cura, un religioso de 63 años que cumplía el cargo de rector en la parroquia de la escuela y vivía dentro de las instalaciones, para que revisara su computadora portátil ya que esta presentaba algunos desperfectos. Mientras realizaba el servicio técnico, halló archivos sospechosos que terminaron siendo pornografía infantil.

PUEDES VER: DESPIDEN A UNA JOVEN POR ESTAR EMBARAZADA Y EL VÍDEO CAUSA POLÉMICA EN REDES SOCIALES

Tras encontrar la evidencia, el informático procedió a contactar con los Mossos d’Esquadra, policía autónoma de Cataluña, para denunciar el caso en calidad de anónimo. Con los datos en su poder, los agentes de la Unidad de Investigación de Sant Andreu precintaron la computadora portátil y le dijeron al técnico que no hiciera declaraciones sobre este hecho a otras personas para que las investigaciones procedan con normalidad.

No obstante, cuando la institución educativa se enteró sobre lo ocurrido, la dirección decidió querellar al denunciante por violar la “cláusula de confidencialidad” bajo el que fue contratado para que realizara servicio técnico a la laptop del sacerdote. Según lo mencionado por las autoridades del colegio, estos consideran que el informático cometió una falta dado que “debió avisarles primero sobre este hecho antes de acudir a la Policía”.

Si bien el sacerdote ha terminado siendo apartado de la institución, el hecho de que la dirección este decidida a proceder con la denuncia en contra del informático, quien se ha visto obligado a teletrabajar desde el inicio de la pandemia por COVID-19, ha generado una ola de críticas en redes sociales. Según lo que señala El Periódico, el técnico ha sido dado de baja debido a que ha desarrollado ansiedad a partir de todo este problema.