• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

¿Por qué esta imagen se convirtió en el primer viral de la historia?

Gracias a las redes sociales, hoy en día, una imagen puede viralizarse con facilidad. Pero mucho antes de Twitter o Facebook, una obra de arte clásica se convirtió en la más reproducida del planeta

¿Por qué La Gran Ola de Kanagawa se convirtió en la primera imagen viral de la historia?

Muchos antes de las redes sociales, viralizar algo era mucho más difícil. Gracias a Facebook o Twitter, hoy en día, una imagen cualquiera puede ser difundida a nivel mundial con mucha facilidad. Hemos visto casos de vestidos que aparentan colores confusos, fotos increíbles de los Premios Oscar e imágenes de trolls que pueden verse en cualquier parte del mundo al instante de su publicación. Sin embargo, años atrás no era tan fácil.

NO TE LO PUEDES PERDER: YOUTUBE: LOS PRIMEROS VÍDEOS QUE CAUSARON FUROR A NIVEL MUNDIAL Y SE HICIERON VIRALES

Aunque resulte difícil de creer, una obra de arte de 1800 fue la primera imagen viral. La Gran Ola de Kanagawa, del pintor y grabador japonés Hokusai, es vista como el emblema definitivo del arte japonés y reafirmada como la imagen más reproducida del planeta. Aquellos que han tenido la suerte de mirar esta obra dicen que "hay algo reconfortante" al estar frente a ella.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: “HOLA EXTRAÑO”: EL INQUIETANTE VÍDEO ANIMADO QUE ES VIRAL POR SU CONTENIDO EMOCIONAL

La imagen fue pintada a principios de 1830 como parte de una colección artística llamada Treinta y seis vistas del monte Fuji, basándose en el pico más alto que existe en Japón. El pintor realizó varios retratos del lugar hasta vaciar toda su inspiración, pero La Gran Ola de Kanagawa fue el que destacó entre todos ellos, ganando así una popularidad tan inmensa que lo obligó a producir otras diez copias.

Poco a poco, la pintura se hizo muy reconocida. Pasó a reproducirse en forma de estampas que se hicieron sumamente populares entre coleccionistas y artistas franceses. Incluso, pintores como Vincent Van Gogh y Claude Monet, entre otros, consideraron que esta imagen era digna de ser admirada.

¿Sabías de esta historia?