• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Los Caballeros del Zodiaco: 5 diferencias entre el manga y el anime que sorprendieron a los fans

Miles de seguidores de Saint Seiya conocieron la obra gracias a la adaptación animada de Toei Animation. Sin embargo, el manga original no fue adaptado con total fidelidad.

Saint Seiya, conocido fuera de Japón con el nombre de Los Caballeros del Zodiaco, es uno de los animes más memorables y queridos por los fans de la animación japonesa de los noventa. Las aventuras de Seiya, Shiryu, Hyoga, Shun e Ikki para defender a la reencarnación de la diosa Athena y la paz en la Tierra en la era contemporánea atrajo miles de seguidores durante su emisión en televisión latinoamericana. No obstante, el trabajo de Toei Animation tiene ciertas diferencias respecto al manga, la fuente original.

Escrita e ilustrada por el reconocido Masami Kurumada y publicada en la Weekly Shonen Jump desde 1985 hasta 1990, el manga contó con gran popularidad pese a coexistir con el imbatible Dragon Ball de Akira Toriyama y otras grandes obras de la época. No obstante, como suele pasar con la adaptación a otros medios, el anime no siguió paso a paso el desarrollo de la historia original por lo que aquí te revelaremos cuales son los cambios más interesantes que se hicieron para su emisión.

PUEDES VER: Caballeros del Zodiaco: ¿Por qué el autor eligió al Pegaso para ser la constelación de Seiya?

GORE: SANGRE Y BRUTALIDAD

Pese a haber sido conocido por sus emocionantes combates y al excesivo uso de sangre que derramaban los “caballeros de Athena” durante ellos, Kurumada nos mostró el verdadero terror a través de sus dibujos. En varios capítulos de la publicación, el manga mostraba a personajes desmembrados, decapitados, incinerados y toda forma posible de muerte en circunstancias horribles.

Afortunadamente, la mayor parte de estas situaciones provenían del Puño Fantasma del Fénix (Phoenix Genma Ken), una técnica de Ikki que atacaba a su rival con espeluznantes alucinaciones, destruyendo sus cerebros en lugar de sus cuerpos. A continuación, puedes ver algunos ejemplos:

EL PRIMER ENCUENTRO DE IKKI Y SHAKA

El santo del Fénix vuelve a protagonizar una nueva diferencia que, sin duda, impactó a muchos fans de la franquicia cuando se enteraron. Como se recuerda, el combate entre Ikki y Shaka de Virgo durante La Batalla de las 12 Casas fue uno de los más extraordinarios de toda la serie. Sin embargo, pocos sabían que este no fue el primer encuentro que ambos personajes tuvieron durante la historia.

En el manga, después de acabar con su maestro Guilty por asesinar a Esmeralda, Ikki no obtiene la armadura del Fénix inmediatamente, por lo que debe ir a quitársela a Jango, el líder de los Caballeros Negros. Tras acabar con él y ganar su cloth, el santo se siente invencible debido a su enorme poder. Sin embargo, el caballero dorado de Virgo aparece en la Isla de la Reina Muerte para castigar a los santos negros.

Las técnicas de Ikki no tienen efecto alguno sobre el poderoso Shaka, quien decide perdonarle la vida al decirle que “aún podía ver justicia en su interior”, pese a todo el odio y resentimiento que el caballero del Fénix había acumulado en su interior. Tras decirle esto, Virgo bloquea los recuerdos de Ikki sobre su enfrentamiento de tal forma que, cuando vuelvan a encontrarse, este sentirá el mismo terror que experimentó cuando combatió con él la primera vez. Evidentemente, esto sucedió tiempo después en el Templo de la Virgen, en la épica batalla en la que Ikki pudo superar a Shaka.

SHUN Y LO QUE SUCEDIÓ EN LA CASA DE LIBRA

Este es uno de los momentos más conocidos y controversiales del anime clásico de Saint Seiya. Durante su paso por las 12 casas para ver al Gran Patriarca y quitar la flecha dorada del pecho de Saori, los caballeros de bronce protagonistas enfrentaron miles de dificultades y duras pruebas para salvar a su diosa. Hyoga fue uno de los primeros en ser víctima del abrumador poder de los Caballeros Dorados ya que, al ser enviado a la séptima Casa de Libra desde la tercera Casa de Géminis por la Otra Dimensión (Another Dimension), este casi es asesinado por Camus, su maestro y el santo de acuario.

 El “mago del agua y el hielo” dejó totalmente congelado a Hyoga y lo encerró en un bloque de hielo utilizando su técnica Sepulcro de Hielo (Freezing Coffin). Para liberarlo de su prisión helada, Seiya, Shiryu y Shun utilizaron una de las espadas de la cloth de oro de Libra para poder destruir el impenetrable muro. No obstante, el cuerpo del Cisne estaba en peligro por el aire frio de Camus, así que Shun se ofreció para descongelar el cuerpo de su amigo utilizando su cosmo.

La escena del “descongelamiento” en el anime es altamente sugestiva, con un caballero de Andrómeda prácticamente acostándose con Hyoga para salvarle la vida. En el manga, esto no sucede de esa forma, ya que lo único que hace el santo es sentar a su compañero en el suelo, acercarlo ligeramente a él y empezar a elevar su cálido cosmo a límites que podrían perjudicar su propia vida.

Saint Seiya fue un manga/anime que surgió en una época en la que el machismo era más prominente en la sociedad. Debido a esto, muchos consideraban que las tendencias de Shun eran de una persona homosexual en el anime por las poses afeminadas que hacía o su tendencia a llorar de sobremanera. Sin embargo, en el manga, pese a que Shun conservaba su naturaleza “llorona”, mostraba características un tanto distintas que podrían considerarse “más masculinas”.

“ATHENA, MI DESEO ERA VIVIR POR LA JUSTICIA”

Todos los seguidores de Los Caballeros del Zodiaco recuerdan el épico final de La Batalla de Las Doce Casas, en el que se descubre la verdadera identidad del Gran Patriarca: Saga de Géminis, considerado como el caballero dorado más poderoso, había usurpado el lugar del representante de Athena en la Tierra para así dominar el mundo.

Con tan solo una hora para retirar la flecha de oro del pecho de la diosa, Seiya utiliza el poco poder que le queda para enfrentarse al temible adversario, pero su poder no es suficiente para acabar con él. Ikki de Fénix, quien regresó a la vida tras su sacrificio para desaparecer a Shaka de Virgo, termina ayudándolo para conseguir la victoria y juntos logran ganar el tiempo necesario para que Seiya levante el Escudo de Athena en su dirección, acción necesaria para salvarle la vida.

Mientras que, en el anime, el enfrentamiento contra Saga continúa tras la salvación de Athena, las cosas se dieron de forma distinta en el manga. Seiya logra usar el escudo para salvar a Saori y “la luz que puede acabar con cualquier mal” también alcanza al caballero de Géminis, acabando con el espíritu diabólico que habitaba en su interior y que impulsaba su “lado maligno”. Tras regresar a la normalidad, Saga siente vergüenza por todo lo que ha causado por lo que, al encontrarse con Saori, este decide suicidarse atravesando su corazón con el puño para expiar sus culpas.

 “Se que esto no puede borrar mis crímenes, pero verdaderamente era mi deseo vivir por la justicia… Por favor, créelo” fueron las palabras que Saga profirió a Athena antes de agradecerle por perdonarlo para morir en paz. Los fans podrán elegir su versión favorita, pero no hay duda de que ambas son dignas conclusiones para uno de los arcos más influyentes del manga shonen.

LA SAGA DE ASGARD Y EL INICIO DE LA SAGA DE POSEIDÓN

En la industria del anime, si una serie está siendo adaptada de otra fuente original como un manga y ambos se encuentran en una publicación o emisión simultánea, se utilizan episodios originales para evitar que la animación alcance o supere al manga debido a que un episodio de televisión puede adaptar hasta 3 o 4 capítulos de un manga. Estos episodios son considerados “de relleno”.

Saint Seiya no estuvo exento de esta práctica y, tras el impactante final de La Batalla de las 12 Casas, ambos medios se encontraban prácticamente a la par. Para Toei Animation, la solución para dejar que el manga continúe su curso sin problemas fue crear la aclamada Saga de Asgard, un conflicto entre los Caballeros de Athena contra los Dioses Guerreros de la fría tierra del dios Odín. Debido a la calidad de su guion, a comparación de los episodios de relleno de otras producciones, los fans quedaron encantados con la adición y sus personajes e historia son tomados en cuenta por ellos pese a no ser parte del canon de la franquicia.

En el manga, tras el suicidio de Saga de Géminis y el fin del conflicto en el Santuario, los caballeros de bronce permanecieron en coma por un tiempo debido a la gravedad de sus heridas. Tras esto, Saori es invitada a una fiesta por el cumpleaños de Julián Solo, hijo y heredero de un magnate marítimo además de ser el receptáculo para el alma del dios Poseidón. Durante su estadía en dicha reunión, los enemigos intentan secuestrar a Athena varias veces, pero son detenidos por los Caballeros Dorados.

Ante el fracaso, uno de los generales marinos del ejército de Poseidón decide hacerles frente a Athena y sus protectores para poder llevarla al Templo Submarino: Sorrento de Sirena visita el hospital donde Saori se encontraba velando por la seguridad de los protagonistas. Para protegerla de otro intento de secuestro, Aldebarán de Tauro se encontraba en dicho lugar y se enfrenta al poderoso rival, quedando muy mal herido y sordo al tratar de evitar la Sinfonía de la Muerte.

Para evitar la muerte de su caballero, Athena deja que Sorrento la lleve a ver a Poseidón, iniciando así el conflicto. Como podrán notar, es una forma totalmente distinta a la del anime ya que es el final de la Saga de Asgard la que conecta con el inicio del siguiente arco tras La Batalla de las 12 Casas.