• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Uzaki-chan y el concepto distorsionado de la “Waifu”

Nuestro colaborador "Komori-kun" opina sobre Uzaki-chan y la controversia que generó el diseño de este personaje en redes sociales japonesas y occidentales

Hana Uzaki, protagonista de Uzaki-chan wa Asobitai, fue blanco de críticas en redes sociales tanto en Japón como en redes sociales./Fuente: ENGI.

Hana Uzaki, protagonista de Uzaki-chan wa Asobitai, fue blanco de críticas en redes sociales tanto en Japón como en redes sociales./Fuente: ENGI.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 04 Dic 2020 | 20:53 h

Por "Komori-kun".

“Uzaki-chan wa Asobitai!” es un anime adaptado del trabajo ilustrado y escrito por el mangaka Take. Es publicado desde el 1 de Diciembre del 2017, y dio el salto al anime en julio de 2020. La historia sigue a Hana Uzaki, una enérgica estudiante universitaria cuyo pasatiempo es hacerle la vida imposible a su senpai, un muchacho llamado Shinichi Sakurai. Después del estreno del anime, Hana Uzaki se volvió muy popular: en la página web Anitrendz, Uzaki fue elegida como mejor personaje femenino superando a Yui Yuigahama de Oregairu, y a Chizuru Ichinose de Kanojo, Okarishimasudurante el mes de agosto.

No obstante, Hana Uzaki también fue la protagonista de una de las mayores controversias que remecieron las redes sociales en esos días. Y muchos teorizan que se trataba de la punta del iceberg en una serie de eventos que amenazan a la industria del manga y anime.

PUEDES VER: GAKKOU GURASHI Y LA DESCONSTRUCCIÓN DEL GÉNERO "MOE"

Todo empezó en el 2019, cuando el manga ya estaba en circulación y Uzaki había ganado notoriedad entre los lectores. Jay Allen, redactor de la página Unseen Japan, subió a Twitter una foto donde criticaba un anuncio de la Cruz Roja japonesa para promover la donación de sangre. En el aviso aparece Hana Uzaki vistiendo un uniforme de mesera que resalta su generoso pecho, mientras esboza su conocida sonrisa burlona, diciendo: “¿Nunca has donado sangre, senpai? ¿No será que le temes a las agujas?”

“Admiro la labor que hace la Cruz Roja, por eso me decepciona mucho que la Sociedad de la Cruz Roja Japonesa promocione una campaña usando a la sobre sexualizada Uzaki-chan. Hay un momento y lugar para esto. Y éste no lo es”, rezaba el tuit del redactor.

Allen contactó a la abogada e influencer feminista Keiko Ota, quien tildó la campaña de “insensible y promotora del acoso sexual en espacios públicos”. Ota comentó que algo similar había sucedido en el 2015 cuando la ciudad de Minokamo usó la imagen de uno de los personajes femeninos del anime Nō-Rin (cuyo contexto está relacionado con la agricultura) para promover el turismo. Debido a la crítica que eso generó, la ciudad se vio forzada a cambiar el afiche, pero manteniendo al anime como gancho publicitario.

Esto propició un acalorado debate en las redes sociales, principalmente Twitter. Tanto Allen como Ota fueron el blanco de elogios y duras críticas durante los meses que duró la polémica. La Sociedad de la Cruz Roja Japonesa respondió a los críticos argumentando que no sabían que el personaje podría incitar al acoso sexual. La organización ya había participado anteriormente en conjunto con otros animes para realizar campañas de salud. Uno de esos ejemplos es el anime Hataraku Saibou (conocido como Cells at Work en Occidente).

Por su parte, el artista y autor del personaje, Take, colaboró por segunda vez ilustrando una serie de viñetas donde Uzaki era acompañada por su querido senpai a una clínica para donar sangre juntos. Take declaró que había contribuido con la campaña de la organización médica porque quería ayudar a otras personas a su manera, como un modo de corresponder la ayuda que había recibido en el pasado. 

En Occidente, poco después de estrenado el anime “Uzaki-chan wa Asobitai!”, empezó a circular en Twitter un “re-diseño” del personaje de Hana Uzaki. La autora del dibujo le subió la edad y declaró que el diseño de Uzaki era asqueroso, su anatomía le resultaba hiriente y su ropa era aburrida. La publicación se saturó con comentarios que manifestaban la cólera de varios usuarios ante tal declaración. De la misma forma, otros indicaron su aprecio por el dibujo y mostraron su apoyo a la autora.

Muchos argumentos afloraron durante el principio de esta segunda polémica en torno al personaje de Hana Uzaki. Algunos usuarios revelaron que consideraban el anime aburrido y sin gracia, algo que ni siquiera un cambio en el diseño del personaje resolvería. Otros defendían el diseño original de Uzaki, aludiendo a que era anatómicamente correcto según los parámetros del dibujo estilo manga, y que representaba válidamente ciertos tipos de físico que existían en el mundo real. 

La controversia se encendió más cuando otros dibujos que cambiaban radicalmente la apariencia de Uzaki empezaron a multiplicarse en la red. Entre ellos destacan uno de Hana Uzaki con sobrepeso, cuyo autor consideró “normal”. Este re-diseño recibió como respuesta un tweet conteniendo un dibujo de Uzaki burlándose.  Otros resultaron más violentos, como uno en el que Abby, la deuteragonista del videojuego The Last of Us 2, destroza la cabeza de Uzaki con un certero puñetazo, el cual inspiró a un dibujante a plasmar su hilarante interpretación del enfrentamiento entre Uzaki y Abby. Aparte de eso, una usuaria opinó que le resultaba absurdo que unos defendieran el diseño del cuerpo de Uzaki mientras despreciaban el de Abby. 

La discusión también incluyó a usuarios japoneses, quienes criticaron abiertamente el caótico estado del Twitter occidental. Muchos apuntaron sus críticas a la decisión de los dibujantes de catalogar sus trabajos como superiores al diseño original, algo que tacharon de irrespetuoso. Otros argumentaron que el acto de re-diseñar al personaje original con la justificación de mejorarlo era discriminatorio.

La controversia en torno a Uzaki disminuyó conforme pasaron los días. Algunas personas creen que sólo se trata de un montón de drama sin sentido, fomentado por individuos que tratan de llamar la atención. Pero hay quienes ven en todo esto un intento de aplicar una censura casi permanente al anime. Estas teorías se sustentan en los eventos recientes, como el cierre de páginas que ofrecían acceso libre a manga y anime pirata o la incisiva crítica a otros personajes femeninos (Momo Yaoyorozu de Boku no Hero Academia y Tamaki Kotatsu de Enen no Shouboutai, por citar algunos ejemplos). Lo único cierto es que esta situación perdurará y sólo queda observar con atención para comprender qué está sucediendo realmente en el mundo del manga y el anime.