• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

La ciencia de Saint Seiya: El cero absoluto de los caballeros de hielo

Nuestro colaborador Komori-kun nos trae un interesante artículo en el que resalta las cualidades académicas de Los Caballeros del Zodiaco, sobre todo cuando entraba en materia las habilidades de los santos de hielo.

El fundamento del cero absoluto no fue, evidentemente, un invento de Masami Kurumada, quien usó la ciencia detrás de este para las asombrosas técnicas de los caballeros de hielo en su obra./Fuente: Composición.

El fundamento del cero absoluto no fue, evidentemente, un invento de Masami Kurumada, quien usó la ciencia detrás de este para las asombrosas técnicas de los caballeros de hielo en su obra./Fuente: Composición.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 29 Ene 2021 | 19:46 h

Por Komori-kun.

Es innegable que Saint Seiya (Los Caballeros del Zodiaco) es una de las series anime más icónicas para todas las personas que vivieron su infancia durante los años noventa. Seiya, Shiryu, Hyoga, Shun e Ikki nos dejaron lecciones valiosísimas para nuestras vidas, como el nunca rendirnos, mantenernos fuertes ante las más duras adversidades, valorar la amistad,  sacrificarnos por el auténtico bien común y defender la verdad. Claro está, todos quienes vimos Saint Seiya transmitiéndose por primera vez en canal nacional nos sentíamos más atraídos por las impactantes peleas, los personajes y sus armaduras. 

Tuvimos que crecer un poco más para reconocer dichas enseñanzas, así como también darnos cuenta lo útil que resultó verla cuando nos tocaba examen sobre mitología griega.

PUEDES VER: PASADO VS. PRESENTE: ¿POR QUÉ ALGUNOS OTAKUS PREFIEREN LOS ANIMES CLÁSICOS EN LUGAR DE LOS ACTUALES?

Bromas sencillas aparte, Saint Seiya estaba repleta de temas muy complejos que eran explorados superficialmente para nutrir su trama. Astrología, astronomía, mitología eran los más resaltantes. No obstante, durante la saga de las doce casas (y previamente, en los capítulos iniciales) recibimos sin saberlo nuestra primera clase de física, con la mención de un concepto proveniente del campo de la termodinámica: El cero absoluto.

Hyoga de Cisne es uno de los principales caballeros de bronce y protector de la diosa Atena. Como parte de su entrenamiento, fue enviado a la gélida Siberia para ser entrenado en artes marciales y dominio del cosmos, la fuente energética que da a los caballeros su poder. En el manga, Hyoga es entrenado directamente por Camus de Acuario, uno de los Caballeros Dorados, quienes son la élite entre los caballeros y portadores de las legendarias armaduras de oro. En el anime, el joven recibe instrucción por parte de un caballero de Plata, llamado Cristal, quien es a su vez discípulo de Camus. A pesar de esta diferencia, el entrenamiento es el mismo y tiene como objetivo lograr que Hyoga controle su cosmos para congelar a sus adversarios. De esta manera, podrá usar la armadura del Cisne, así como los ataques característicos de su linaje guerrero, los cuales se basan en congelar al enemigo para neutralizarlo por completo.

El cero absoluto es mencionado cuando Hyoga tiene su primer (y fatídico) encuentro con Camus de Acuario en la Casa de Libra. Camus intenta disuadir a Hyoga de luchar contra los caballeros de oro, revelando que será incapaz de salir victorioso si no logra generar un aire lo suficientemente gélido como para atravesar las defensas de los caballeros dorados, quienes no sólo están protegidos por sus poderosos cosmos, sino también por las sagradas armaduras de oro. Hyoga recuerda su vida en Siberia, cuando entrenaba para convertirse en caballero y obtener la armadura del Cisne.

En sus primeras sesiones de entrenamiento, Hyoga aprende que para poder congelar al oponente debe ralentizar por completo los átomos del enemigo para paralizarlo y congelarlo. Pero para eso, debe primero ralentizar sus propios átomos usando su cosmos en lugar de hacerlos estallar. Esta enseñanza, impartida por el Maestro Cristal en el anime, inicia con una explicación sobre el cero absoluto. De acuerdo al caballero de plata, el cero absoluto es la temperatura capaz de congelarlo todo de forma definitiva y se encuentra en los -273 grados centígrados bajo cero. Cristal le explica a Hyoga que la temperatura es la escala que se utiliza para determinar qué tan activo es un átomo. Si el movimiento es rápido, la temperatura asciende, pero si es lento, la temperatura descenderá. Esta es la filosofía detrás de todo el arsenal de técnicas del caballero del Cisne, así como una curiosa manera de explicar parte del Postulado de Nernst o la tercera ley de la termodinámica.

¿Qué es el cero absoluto? La temperatura a la que tanto Cristal como Camus se refieren (-273,15 °C o 0 Kelvin) es la más baja posible, existente sólo en teoría. Según la mecánica clásica, las moléculas están totalmente inmovibles en esta temperatura. El cero absoluto es la referencia de partida para las escalas de Kelvin y Rankine, por lo que según el sistema internacional corresponden a los ya mencionados -273,15 °C o -459,67 °F (escala Farenheit). De acuerdo al tercer principio de la termodinámica, el cero absoluto es inalcanzable en la práctica porque la temperatura de una sustancia en proceso de congelación se acerca asintóticamente a la temperatura del agente congelante. Esto significa que se requiere un agente que se encuentre en estado de cero absoluto, algo que no se ha logrado hasta el día de hoy. Muchos intentos han alcanzado temperaturas bajísimas de -270,42 °C / -454,76 °F (2,73 Kelvin) mediante el uso de ingeniosas máquinas y métodos, pero aún distantes de la temperatura límite deseada.

En Los Caballeros del Zodiaco, el cero absoluto es necesario para que un ataque congelante surta efecto en las defensas que las poderosas armaduras de oro brindan a sus usuarios. Las armaduras de bronce resisten hasta los -150 °C, mientras que las de los caballeros de plata alcanzan su punto de ruptura a los -200 °C. A pesar de eso, es posible congelar superficialmente una armadura de oro, sin dañar a quien protege, como lo demostró Hyoga cuando congeló los antebrazos de Aldebarán de Tauro, durante la batalla en la segunda casa del Santuario. El caballero de Cisne pudo alcanzar esta temperatura cuando luchó contra Camus de Acuario por segunda vez, en la decimoprimera casa. Usando la técnica definitiva conocida como Ejecución de Aurora, Hyoga superó a su maestro y conquistó la mítica temperatura del cero absoluto, algo que hasta entonces ningún guerrero de hielo había logrado (dejando de lado el universo expandido de Saint Seiya).