5 escenas de cine que fueron improvisadas y salieron mejor de lo pensado [VIDEO]

Cuando nos mencionan una película que hemos visto, lo primero que se nos viene a la mente son algunas épicas escenas que se quedaron en nuestra mente por las emociones que lograron transmitirnos. De hecho, muchas de estás logran tal efecto en nosotros porque no fueron precisamente actuadas bajo un guion sino improvisadas. Mira cinco épicos momentos del cine que fueron improvisados.

Si te preguntan qué películas has visto en toda tu vida, seguro no recordarás el nombre de muchas, pero sí de algunas que quedaron en tu mente gracias a sus épicas escenas. Y es que, pese a que solemos pensar que estas son actuadas siguiendo un guion, muchas veces son parte de la improvisación de los propios actores, quienes ponen a prueba su profesionalismo en pleno rodaje y terminan sorprendiendo no solo al grupo de producción sino también a los espectadores con escenas que nos quedan grabadas para siempre

Mira estos cinco grandes momentos de famosas películas que fueron improvisados:

1.El padrino

El épico momento ocurre en la presentación del personaje Don Vito Corleone, interpretado por Marlon Brando. No estaba previsto ningún gato, pero el actor se agenció uno que pasaba por ahí y el director, Francis Ford Coppola, no quiso interrumpir la inspiración en su debut dirigiendo al célebre actor, así que lo dejó hacer. La felicidad del gato en sus manos da la impresión de que vivían juntos, una paz celestial para iniciar la película de mafia más importante de la historia del cine.

2.Pretty Woman

Una de las escenas más emotivas de la película entre el millonario y la prostituta convertida en bella dama de sociedad comienza con una improvisada broma de Gere, cuando le extiende la caja con un collar y le cierra la tapa de golpe, y ella lanza una espontánea carcajada que adoró todo el mundo. Ese momento fue completamente improvisado, pues Julia Roberts no sabía que Gere cerraría de improviso la caja.

3.Salvando al soldado Ryan

En la película de Spielberg se da un momento de gran intimidad entre los soldados interpretados por Tom Hanks y Matt Damon. Este último no tenía una historia en el guión, y el actor se vio en la necesidad de inventarse un buen pasado familiar con sus hermanos en un granero, lo que dio a la película un reposo considerable entre tanta violencia.

4. El silencio de los inocentes

La aclamada cinta El Silencio de los Inocentes, protagonizada por Anthony Hopkins, contiene una memorable escena que se convirtió en uno de los momentos más perturbadores de la cinta.

Uno de los primeros encuentros con la joven agente del FBI (Jodie Foster), termina con un texto perfectamente aprendido en el que el asesino detenido relata lo que se comió de alguien que intentó analizarlo: “… su hígado con frijoles y un buen vino Chianti”, sin embargo, añadió un “Hssss” al final de su argumento, que asustó a la actriz y a los espectadores, porque no estaba previsto en el rodaje.

5. El resplandor

“Aquí está Johnny” es probablemente la frase más famosa de la cinta dirigida por Stanley Kubrick y protagonizada por Jack Nicholson, pero esta épica línea no fue parte del guion sino de momento improvisado por Nicholson.

Ocurre cuando su Wendy y Danny se encierran en un baño, momento en que Jack comienza a romper la puerta con un hacha. Justo cuando tiene el suficiente espacio, entra con su rostro y menciona “Aquí está Johnny”, frase que Nicholson improvisó ya que no estaba en el guión.

¿A qué se refería con estas palabras? Se trataba de una línea sumamente popular en la TV norteamericana de aquellos años, con la que se daba inicio al programa The Tonight Show de Johnny Carson.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO