Llevaban 19 años de casados hasta que descubre que su esposa es hombre

Jan de Bélgica,  contó que nunca notó algo diferente en su pareja, ni siquiera cuando tenían relaciones sexuales.

 

 

Hombre de Bélgica acabó en un centro psiquiátrico luego de enterarse que su esposa, con quien llevaba 19 años de casado, no era del sexo femenino. Los hechos fueron recogidos por el diario belga Het Nieuwsblad.

Según información del diario, un hombre de 64 años, identificado como Jan, pensaba tenía un matrimonio perfecto con su esposa Mónica, desde hace 19 años hasta que descubrió una terrible verdad que ha provocado que termine internado en un centro psiquiátrico: su esposa, con la que llevaba casi dos décadas de casado y con la que no había tenido hijos, por decisión de ambos, era en realidad un hombre.

Jan, de Bélgica, conoció a Mónica, originaria de Indonesia, en 1993. Él tenía 44 años y ella 27. Tras unos meses de relación, se casaron en la ciudad de Amberes, en Bélgica, donde empezaron a tramitar la ciudadanía europea de la mujer para poder vivir juntos en el país de origen de Jan.

Según declaraciones de Jan al diario belga, en aquel momento, las autoridades le informaron que iba a ser un tanto complicado poder validar el matrimonio, ya que los documentos de identidad de Mónica eran un tanto “dudosos”, pues parecían falsos. No obstante, el hombre no prestó mayor atención a esto y continuó con sus planes.

Jan indicó que nunca notó algo diferente en su pareja, ni siquiera cuando tenían relaciones sexuales. Además, su pareja fingía usar toallas para la menstruación y le dijo que no quería tener hijos, a lo que él aceptó, pues ya tenía hijos fuera de aquel compromiso.

Jan cuenta que todo iba a bien hasta que Mónica encontró trabajo, pues sus familiares y conocidos comenzaron a decirle que habían visto a su esposa en clubes nocturnos.

Tiempo después, Jan descubrió mensajes en su computadora de su pareja con otros caballeros, por lo que la enfrentó, hasta que Mónica acabó confesándole la verdad: su esposa había nacido hombre y antes de conocerla se había practicado una cirugía de cambio de sexo.

“Siempre pensé que era una mujer atractiva, una mujer, y no tenía rasgos masculinos… Ella me engañó fingiendo que tenía la menstruación, usaba toallas higiénicas para ocultarme la verdad. Incluso durante el sexo, nunca noté nada”, aseguró Jan al diario belga.

Fue tanto el impacto de la verdad de la que se enteró el hombre, que el hombre tuvo que ser internado en un centro psiquiátrico para superar al trauma.

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO