• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Bebé se ahoga en bañera por descuido de su madre que pasó 50 minutos hablando por celular

Un mujer inglesa fue acusada de causar indirectamente la muerte de su hija de un año, luego de desatenderla por estar hablando por celular con su amiga y socia durante casi una hora.

La terrible muerte de una bebé de 13 meses en Reino Unido ha conmocionado a miles de internautas, pues acusan a su madre, Sarah Elizabeth Morris, de 35 años, de haber propiciado la tragedia de la menor mientras hablaba por celular, durante casi una hora, con su amiga Sarah Swindles, sin estar pendiente de ella.

El terrible hecho ocurrió en Reino Unido. Morris fue acusada de homicidio y crueldad infantil por la muerte de su hija, luego de haberla descuidado tras haber estado hablando por celular durante 50 minutos, sin embargo, ella se niega a aceptar los cargos, informaron los medios locales.

Sarah Elizabeth Morris. Foto: Mirror

MIRA TAMBIÉN: Padre lleva a su hija al colegio parada en el tubo de escape de una motocicleta [VIDEO]

La mujer admitió, ante el juez, que mientras metió a bañar a sus hijos, sí estuvo hablando con su amiga y socia, Sarah Swindles por casi una hora, pero que constantemente se dio vueltas al baño para ver a sus hijos y que, incluso, dejó la puerta abierta, pero no escuchó nada raro en ningún momento.

Según el testimonio de la mujer, luego de colgar el teléfono, ingresó al baño y se dio cuenta que la niña se encontraba bajo el agua, por lo que de inmediato la sacó de la bañera y se puso en contacto con otra amiga para pedirle ayuda, no obstante, la menor ya no respiraba. Tras varios intentos fallidos por reanimarla, la mujer llamó a la Policía para solicitar ayuda.

Foto: mirror

PUEDES VER: Niño queda atascado en inodoro tras jugar con su celular mientras estaba sentado en este [VIDEO]

Pese a la confesión de la mujer, las autoridades indicaron que no ha logrado dar una explicación clara de lo que pasó.

Ahora, la mujer deberá esperar que el juez dicte la sentencia para saber si quedará libre o deberá pagar una condena en prisión.