Joven de 28 años cuenta los motivos por los que nunca ha dado un beso

A través de un extenso relato, joven contó los traumas y fracasos que ha pasado en su vida amorosa desde pequeño, y los motivos por los que nunca le han dado un beso.

“Me llamo Albert, tengo 28 años y nunca me han besado. Y no, esto no es una reunión de 'forever alones' anónimos, simplemente os quiero explicar por qué creo que nunca he recibido un beso por parte de nadie”. Así comienza el extenso relato de un joven llamado Albert Almá, quien decidió contar los fracasos y traumas que ha sufrido en su vida amorosa desde la adolescencia, y los motivos por los que, hasta ahora, no ha dado un beso.

Según narró el protagonista de esta historia a Vice, desde pequeño necesitó lentes de gruesos cristales, por lo que, los niños de su alrededor se burlaban de su apariencia, algo que marcó de forma negativa su infancia. Por si fuera poco, contó que su padre falleció justo en aquella época, y, desde ahí, su estado psicológico "empezó a tambalear".

“Son pocos los niños que ven morir a sus padres, es algo que impacta y te queda marcado para siempre. Me empecé a apartar aún más de los otros niños, las relaciones sociales no eran lo mío, quizás por miedo al rechazo o a llevarme otra decepción”, relató Albert, quien ya en su adolescencia era visto como “el bicho raro” y la burla de todos..

Según cuenta, desde esta etapa comenzaron los “problemas” en el plano sentimental, que arrastra hasta hoy, luego de una humillante escena frente a una de las chicas que a él le gustaba.

“Recuerdo que una vez escribí una carta de amor a la chica que me gustaba, y ella, delante de todo el mundo, la rompió y se rió de mí. Una espina que me quedó clavada. Ella quizás no es consciente del daño que me ha hecho, pero a partir de entonces he sentido auténtico pánico cuando me ha gustado alguien... Es lo más cerca que ha estado de besar a alguien. No soy asexual, simplemente un poco raro, pero como todo el mundo lo es de alguna manera. No creo que besen a alguien por el simple hecho de ser atractivo o no. Creo que más bien es un tema de confianza y autoestima. A mí siempre me ha costado dar el paso”, detalla Albert en su texto.

Según contó el joven, él descarta y se niega a utilizar la famosa aplicación de citas Tinder, al considerarla una plataforma "fría" y superficial, por lo que confiesa prefiere conocer a “una persona en un ambiente festivo o de relax. Soy de los que me enamoraría para toda la vida. Me gustaría pasear de noche con ella, abrazados, mirando las estrellas y regalándonos palabras bonitas”, señala.

Albert admite que decidió contar sus miedos y traumas en la vida amorosa “porque a veces hay gente que se ríe de otros sin saber por todo lo que ha pasado. Mi objetivo no es dar lástima, es explicar una historia real sobre sentimientos y sobre personas. Lo hago para concienciar a la gente, para que antes de juzgar a alguien pienses que le puedes hacer daño”, expresó.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO