• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Legendario actor del Exorcista, Star Wars y Game Of Thrones muere en Francia

Legendario actor fallece a los 90 años y deja un gran legado en el mundo del cine.

aweita.pe
  • Redactor: Aweita
  • -
  • 09 Mar 2020 | 15:09 h

Star Wars, Game of Thrones y muchos más franquicias de cine y la televisión están hoy de luto ante la muerte de Max von Sydow, actor sueco famoso por su ilustre carrera como actor en una serie de películas históricas como "The Exorcist", y que perdió la vida a los 90 años, en Francia.

El papel más emblemático de Sydow fue en El séptimo sello de Bergman (1957), en el que juega al ajedrez con la muerte. También aportó una inmensa presencia y gravedad a papeles como Jesucristo en The Greatest Story Ever Told (1965), un sacerdote condenado en The Exorcist de William Friedkin y un artista intelectualmente presuntuoso en Hannah and Her Sisters de Woody Allen (1986).

PUEDES VER: The Big Bang Theory: Este actor iba ser Sheldon en vez de Jim Parsons

Más recientemente, apareció en Extremely Loud & Incredibly Close (2011), Star Wars: The Force Awakens (2015) y en Game of Thrones como el místico Cuervo de tres ojos.

La noticia fue dada a conocer el lunes por su esposa, la productora Catherine Brelet, quien le dijo a Paris Match: "Es con un corazón roto y una tristeza infinita que tenemos el dolor extremo de anunciar la partida de Max von Sydow el 8 de marzo de 2020". "

PUEDES VER: Pokémon: Ash captura su primer pokémon fantasma en más de 2 décadas

Hablando con The Guardian, Martin Scorsese, quien lo dirigió en Shutter Island en 2011, llamó a Von Sydow "algo así como un actor consumado, con orgullo en su arte y una dedicación a su oficio que he encontrado en muy pocas personas en mi vida".

Von Sydow se casó dos veces, con la actriz Christina Inga Britta Olin de 1951 a 1979; Tenían dos hijos. En 1997, se casó con Brelet y en 2002 se convirtió en ciudadano de su Francia natal.

Desde Aweita envíamos nuestras condolencias a la familia y fans.

Fuente e información: The Guardian UK