• icon fb
  • icon twitter
  • icon instagram

Fallece Dave Prowse, actor de Darth Vader: recordamos la escena que lo consagró como el villano definitivo de Star Wars

El legendario actor británico que dio vida al antagonista de la trilogía original de Star Wars se ha vuelto uno con La Fuerza y aquí rememoramos el legado de su momento más glorioso en el cine.

El triste fallecimiento de David Prowse, actor que interpretó a Darth Vader, trajo a la mente de los fans una de las mejores escenas en la historia de Star Wars./Fuente: Composición.

El triste fallecimiento de David Prowse, actor que interpretó a Darth Vader, trajo a la mente de los fans una de las mejores escenas en la historia de Star Wars./Fuente: Composición.

  • Redactor: Aweita
  • -
  • 29 Nov 2020 | 14:09 h

Uno de los actores que formaron parte de la revolución cultural que supuso la trilogía original de Star Wars ha partido de este mundo. Dave Prowse, actor británico que portó la armadura negra de Darth Vader en los episodios IV, V y VI de la saga espacial, falleció el pasado sábado 28 de noviembre a los 85 años, tal como detalló su agente Thomas Bowington hoy. Pese a que no se ha brindado información respecto a la causa de su muerte, es posible que esté relacionada a la demencia y al cáncer de próstata que el intérprete padecía, como anunció en 2014.

Incluso si miles de personas, incluyendo a entusiastas de las películas de la franquicia de ciencia-ficción creada por George Lucas, no logran ubicar su rostro, dado el traje de cuerpo completo que usaba Vader, Prowse fue quien vistió la indumentaria del corrompido Anakin Skywalker durante las tres primeras cintas de la saga. No obstante, Mark Hamill, actor que interpretó a Luke Skywalker, destacó en su homenaje a través de Twitter que Prowse fue mucho más que el terrible Lord Sith.

PUEDES VER: BABY YODA Y CUATRO ASTRONAUTAS ABORDARON ESTACIÓN ESPACIAL INTERNACIONAL EN LOGRO HISTÓRICO (VÍDEO)

“Es muy triste escuchar que David Prowse ha fallecido. Era un hombre amable y mucho más que Darth Vader. Actor-Esposo-Padre-Miembro de la Orden del Imperio Británico-3 veces Campeón Británico de Halterofilia e Ícono de Seguridad, el Hombre del Código de la Cruz Verde. Amaba a sus fans tanto como ellos lo amaban a él”, fueron las sentidas palabras de Hamill en su publicación.

Efectivamente, Prowse fue elegido por su gran estatura (1,98 metros) tras ser una estrella en el escena británica del levantamiento de pesas. No obstante, Lucas decidió que el personaje tendría la voz de otra persona debido a que el fuerte acento de Bristol, lugar de procedencia del actor, era poco apropiado para un personaje como Darth Vader. Finalmente, se decidió que James Earl Jones sería quien preste la voz expulsada entre la legendaria respiración metálica de Vader mientras que Prowse sería el hombre debajo de la armadura.

Por supuesto, la carrera actoral de Prowse no sólo se limita a Star Wars. El actor británico también interpretó al monstruo de Frankenstein en la cinta “Casino Royale” de 1967 y en “A Clockwork Orange” del célebre Stanley Kubrick, donde tomó el papel del guardaespaldas del escritor Frank Alexander. Según cuenta la historia detrás de la producción del Episodio IV de Star Wars, Lucas ubicó a Prowse gracias a su papel en la cinta de Kubrick y lo contactó para ofrecerle los papeles de Chewbacca y Darth Vader. La elección del actor fue obvia ya que, como dijo, “el malo siempre es recordado”.

Luke Skywalker vs. Darth Vader

Una de las escenas más gloriosas y legendarias de toda la saga espacial fue, sin lugar a dudas, el enfrentamiento entre Luke Skywalker y Darth Vader en Bespin, la Ciudad Nube. Durante el Episodio V: El Imperio Contraataca, Han Solo, la Princesa Leia Organa y el resto del grupo protagonista es emboscado por las fuerzas del Lord Sith tras la traición de Lando Calrissian, viejo amigo de Solo y administrador de la ciudad, quien fue amenazado con la toma de Bespin por el ejército imperial para unirse a la sucia jugada.

Con esta acción, Luke Skywalker, quien se encontraba junto a un anciano Yoda y al espíritu del fallecido Obi Wan Kenobi en Dagobah, se entera de la captura de sus amigos gracias a La Fuerza y decide abandonar el planeta para salvarlos, pese a que aún no había completado su entrenamiento Jedi. El protagonista logra infiltrarse en Bespin, pero es descubierto e interceptado por Vader, tal como estaba en sus planes.

Es así como da inicio una de las mejores batallas de toda la franquicia. Luke pelea con valentía contra el Lord Sith, pero la falta de experiencia y su inconcluso entrenamiento son los motivos por los que Vader lo abate con facilidad y hasta logra cortarle una mano con su sable láser. Acorralado, herido y a punto de caer al vacío, el villano le ofrece nuevamente que se rinda y se una al lado oscuro para dominar la galaxia, algo que el joven rechaza dado que él mató a su padre. La línea que continúa es, probablemente, una de las más icónicas, populares e influyentes de la historia del cine: “No, I am your father” (No, yo soy tu padre); revelando así el verdadero origen de Luke y el destino de su padre Anakin Skywalker.

Esta escena ha sido replicada y parodiada hasta la saciedad en múltiples producciones posteriores al lanzamiento de Star Wars: Episodio V demostrando el inmenso legado e influencia que tuvo en la generación que pudo ver la trilogía original en cines. Tanto es así que la frase mencionada por Vader es uno de los ejemplos más populares de cómo funciona el Efecto Mandela, un fenómeno que consiste en haber visto o oído algo en la vida real y asegurar que sucedió cuando en verdad no fue así. Muchos fans continúan creyendo que la cita de Vader fue “I am your father” (Yo soy tu padre), cuando en realidad dijo “No, I am your father” (No, yo soy tu padre). Incluso si sólo se obvia una simple palabra, es una muestra de lo que el Efecto Mandela puede llegar a hacer en la mente de las personas.