Científicos alertan sobre trastorno mental causado por Snapchat

Un reciente estudio científico señala que las famosas aplicaciones del estilo de Snapchat han desatado en el incremento de un conocido trastorno mental originado a causa de la obsesión por los filtros.

Ya no es novedad decir que los medios y las redes sociales, además de facilitar la comunicación, han desencadenado terribles consecuencias en la sociedad. Algunas de ellas son los problemas mentales que causan las redes y los famosos filtros en algunas personas, sobre todo, en los más jóvenes.

Expertos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston reveló, en un reciente artículo, que los famosos filtros y/o retoques que utilizan varias personas en sus fotos y ‘selfies’ no solo se tratan de una tendencia o moda, sino de una peligrosa obsesión, que ha impactado en el incremento de la demanda de las cirugías plásticas.

Resultado de imagen para snapchat filtros

Según revelaron los especialistas, se trata del conocido trastorno dismórfico corporal -manifestado cuando las personas están preocupadas, más de lo normal, por algún supuesto defecto de su cuerpo-, que, ahora, adopta a una nueva forma y dimensión identificada como la 'dismorfía Snapchat'. Señalaron que esta aplicación y otras del mismo estilo, como Facetune, están detrás del “nuevo estereotipo de belleza” y del aumento del aumento del servicio de cirugías plásticas.

Antes la mayoría de los potenciales pacientes solicitaban una rinoplastia, algo que implica retocar y 'afeitar' el puente de la nariz, ahora piden aumentar el tamaño de los labios o de los ojos, reordenar las proporciones del rostro, hacerlas más simétricas, tratando de imitar lo que muestran los filtros de Snapchat, señaló la coautora del artículo y directora de un centro dermatológico, Neelam Vashi, en declaraciones al sitio web Inverse.

Resultado de imagen para snapchat filtros

“La gente trae fotos de sí misma en ciertos ángulos o con ciertos tipos de iluminación. Algunas de esas imágenes difieren considerablemente de la realidad, y generan en los pacientes jóvenes expectativas poco realistas, porque tratan de parecerse a una versión fantaseada de ellos mismos”, explicó la especialista.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO