Profesora de Harvard califica al aceite de coco como “veneno puro”, y desmiente sus beneficios

La epidemióloga Karin Michels aseguró que el aceite de coco es uno de los productos más peligrosos y nocivos para la salud, y desmintió los supuestos beneficios de este producto que se han popularizado por años.

La reciente revelación de una estudiosa de Harvard ha desatado un debate sobre la industria del famoso “aceite de coco”, que, durante años, ha sido catalogado como un “superalimento” con gran cantidad de beneficios para la salud. Para nombrar algunos, este producto se ha promocionado como un tratamiento para el cabello y la piel dañada, para combatir la obesidad, mejorar la inteligencia e, incluso, para prevenir el Alzheimer. Pero, ¿son todos ciertos?

Según la epidemióloga Karin Michels, de la Harvard T. H. Chan School of Public Health, estos supuestos beneficios del aceite de coco son falsos. De hecho, la experta definió el aceite de coco como "veneno puro" y afirmó que es "uno de los peores alimentos que se pueden usar".

En una conferencia impartida en la universidad alemana Freigburg , denominada “Aceite de coco y otros errores nutricionales”,  la profesora desmintió las creencias y los beneficios que la industria de los alimentos ha propagado acerca del aceite de coco, y de la gran variedad de “súper alimentos” que se han popularizado entre la población.

La Dr. Michels durante su conferencia

"Hay cada historia relacionada con el aceite de coco… pero todo es falso”, señaló la docente, e incluyó el aceite de coco en la categoría de los famosos “superalimentos”, productos que se han popularizado en el mundo por los supuestos beneficios que generan para la salud, y que se convierten en una especie de moda o tendencia.

"No hay ningún estudio realizado sobre humanos que muestre que tenga un efecto positivo… “Es más peligroso que la manteca, ya que contiene un 92% de ácidos grasos saturados y casi no tiene ácidos grasos esenciales”, explicó Michels durante la conferencia.

Resultado de imagen para aceite de coco

Asimismo, señaló que las grasas saturadas bloquean las arterias que van al corazón y pueden conducir "a la muerte cardíaca". “Cuanto más aceite de coco [se consume], más se bloquean las arterias y más riesgo de infarto existe”, agregó.

La especialista también criticó a la gran cantidad de negocios e industrias que venden productos con este tipo de aceites, y señaló que juegan con la salud de los que los consumen. “Lamentablemente, juegan con esto. No sé si es por ignorancia o si es una cuestión de beneficio”. La académica explicó que la publicidad en torno a ese producto ha funcionado muy bien y que se han escrito muchos libros sobre el tema, pero que "la mayoría de ellos carecen de datos fiables".

Te puede interesar

LO MÁS VISTO