¿Te rechinan los dientes por las noches? Conoce por qué y cómo evitarlo

¿Eres de los que le rechinan los dientes mientras duermes o conoces a una persona que lo hace? Podrías padecer de "bruxismo". Conoce de qué se trata y cómo evitarlo.

¿Alguna vez te has levantado con dolor de mandíbula, dolor de cabeza o sensibilidad mental? Si te ha pasado, lo más probable es que hayas estado “rechinando” o “chirriando” tus dientes durante la noche, debido a una afección llamada “bruxismo”, un mal que padecen muchas personas, y que se caracteriza por apretar y hacer sonar los dientes de forma inconsciente mientras duermes.

Según los especialistas, una de las principales causas del “bruxismo” es el estrés físico o emocional. Entre los factores físicos que lo provocan se encuentran, principalmente, niveles de actividad física, nutrición, salud general y hábitos de sueño. En tanto, las decepciones, fracasos o preocupaciones suelen estar asociados a los factores emocionales.

El bruxismo puede erosionar el esmalte de los dientes, haciéndolos  vulnerables a la sensibilidad dental, por ello, los odontólogos recomiendan acudir al dentista a los que padecen de este problema.

¿Cómo dejar de “rechinar” los dientes?

Hay muchas opciones de tratamiento para evitar el “bruxismo”, sin embargo, los especialistas manifiestan que el principal factor para eliminarlo es descubrir la causa de la tensión o estrés de la persona y eliminarlo. Realizar una rutina de relajación antes de acostarse, como yoga suave o un baño tibio, o tomar una taza de infusión son algunos de los ejercicios de relajación que pueden ayudar a reducir el apretamiento y el rechinamiento de los dientes.

Sin embargo, lo que no debes dejar de hacer es acudir al odontólogo, quien podrá recomendarte el uso de protectores bucales para mantener los dientes separados, en especial durante la noche. Estos pueden ser de acrílico duro o de materiales suaves como la silicona. Algunos toman solo los dientes de arriba, otros los de abajo y otros únicamente las muelas.

Terapia postural: el odontólogo o kinesiólogote puede recomendarte ejercicios de relajación para cambiar la posición de la boca y la mandíbula. También hay terapias alternativas que pueden ayudar a lograr el control muscular.

Medicación: si bien aún no hay una efectiva y hace falta más investigación, el médico puede indicar un relajante muscular para tomar antes de ir a dormir. 

Te puede interesar

LO MÁS VISTO