Prenden fuego a pertenencias y expulsan a Venezolanos de un refugio de Brasil

Un grupo de venezolanos fueron expulsados con violencia de un refugio de Brasil

Tras la crisis política y humanitaria que se vive en Venezuela, muchos de sus habitantes han decidido migrar a otros países, sobre todo, a los países de América del Sur, que reciben a miles de venezolanos a diario. Sin embargo, la llegada de los migrantes, que buscan hallar un trabajo y mejorar su calidad de vida, no siempre es vista de buena manera por los residentes de los países a los que migran, y se generan diversos conflictos que acaban en actos de violencia y tragedia.

Tal es el caso de los habitantes de una comunidad de Brasil, quienes prendieron fuego y expulsaron con violencia a un grupo de venezolanos alojados en una escuela abandonada del estado de Roraima.

La protesta se originó por la muerte del habitante Eulis Marinho de Souza, de 49 años, que se encontraba en el mismo lugar donde se presentó una pelea entre venezolanos, uno de los cuales también murió.

LEE TAMBIÉN: ¿CUÁNTO GANAN LOS VENEZOLANOS EN LAS CALLES LIMEÑAS? CIFRAS PODRÍAN INDIGNAR A LOS AMBULANTES PERUANOS [VIDEO]

Los residentes entraron a la escuela abandonada donde se refugiaban los inmigrantes, destruyeron algunas pertenencias de estos, prendieron fuego a otras y expulsaron a los cerca de 50 venezolanos que vivían en el lugar.

“Todos se fueron con miedo”, dijo una comerciante anónimo, testigo de los hechos. “No aguantamos más su presencia, queremos que las autoridades hagan algo, hay muchos robos en nuestra ciudad”, afirmó otro de los protestantes.

El venezolano Juan Mariño, que vivía en la escuela abandonada donde se refugiaban los venezolanos afectados, dijo a G1 que las personas que vivían allí tienen miedo de volver.

En tanto, el venezolano Juan Mariño, que vivía en la escuela abandonada donde se refugiaban los venezolanos afectados, dijo a G1 que las personas que vivían allí tienen miedo de volver. “Estoy aquí trabajando, no soy criminal, es muy triste”, dijo.

Este no es el primer ataque que sufren venezolanos en el estado de Roraima. En febrero pasado, desconocidos arrojaran un cóctel molotov en una residencia en la que dormían trece inmigrantes venezolanos de la misma familia, incluyendo siete menores de edad.

Te puede interesar

LO MÁS VISTO