Los besos más ‘apasionados’ de la historia del fútbol, algunos olvidaron que había público [VIDEOS]

En el Día Internacional del Beso no podía estar ausente el fútbol, deporte que nos ha permitido ver lo apasionados que son los jugadores, sobre todo cuando de ganar se trata. Estos son algunos de los ósculos más emblemáticos.

El fútbol tampoco es ajeno al Día Internacional del Beso. Y es que hoy es una buena fecha para recordar algunos de los ósculos más emblemáticos que se dieron durante un partido. Algunos fueron muy apasionados, otros no tanto.

1.Stoichkov y Koeman

Fue la imagen de la celebración de la primera Copa de Europa del Barcelona. Stoichkov cogió del cuello a Koeman, héroe de la final de Wembley, para sellar su alegría con un apasionado beso.

2. Caniggia y Maradona

En un clásico argentino de 1996, el Boca Juniors goleó por 4-1 al River Plate, que llegaba al encuentro como campeón de la Libertadores. Aunque esto paso a segundo plano, ya que Caniggia y Maradona se robaron el protagonismo.

3. Gary Neville y Paul Scholes

Ambos fueron compañeros durante más de una década, es tal vez esto lo que les dio la confianza de sellar el triunfo de su equipo con este breve pero apasionado beso.

4. Origi y un fan

¿A qué hincha no le ha pasado? Experimentar esas ganas desenfrenadas de besar a tu ídolo que acaba de darle la gloria al equipo de tus amores. Aunque es probable que varios lo digan en sentido figurado y no lo expresarían con la pasión de este chico.

5. Diego Costa y Gareth Barry

Sin duda, el fútbol mueve pasiones, sobre todo cuando se trata de reclamarle una falta al oponente, como el caso de Diego Costa, quien no le perdonó a Barry por ocasionarle tan estrepitosa caída. Al reclamarle, no puede evitar morderle el cuello, se entiende que por ira, pero lo raro fue que al final le da un fraternal abrazo. ¿Será un claro ejemplo de que del odio al amor hay un paso?

6. Iker Casillas y Sara Carbonero

Tras coronarse como campeón del mundo en el Mundial de Sudáfrica, Iker fue entrevistado por su novia. La alegría era tan grande que era obvio que tenía que suceder un apasionado beso, aunque al final Sara quedó algo desconcertada.

Video recomendado

Te puede interesar

LO MÁS VISTO